Las incidencias en los trenes de Metro de Madrid considerados de ‘alto impacto’ disminuyen un 19%

La Comunidad de Madrid ha conseguido disminuir en un 19 % en los últimos cuatro años las incidencias en los trenes de Metro que más afectan a los viajeros (aquellas que se consideran de ‘alto impacto’ porque requieren un plazo mayor para subsanarse).

Así lo ha señalado la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, durante su visita a los talleres centrales del suburbano para presentar los resultados del Plan Óptima. Este plan fue puesto en marcha en 2014 por Metro de Madrid con el objetivo de aumentar la capacidad de producción en los talleres de mantenimiento de trenes a través de medidas de digitalización e innovación desarrolladas por Metro.

Como resultado de este plan, también se han incrementado casi un 50% las revisiones de ciclo, pasando de los 193 coches en 2014 a los 285,5 en 2017. Metro cuenta con un parque móvil de más de 2.300 coches, al que se realizan más de 30.000 reparaciones y se gestionan más de 150.000 órdenes de trabajo anuales.

Según Gonzalo, “también hay que destacar el ahorro económico que suponen las medidas del plan, ya que, además de aumentar la productividad, suponen que el coste por coche mantenido disminuya en un 9%. Así, la puesta en marcha de un plan capaz de mejorar la eficiencia y la capacidad productiva con medidas de gestión (planificación y mejora de la calidad de los trabajos), organizativas y de implantación de nuevas infraestructuras y maquinaria, ha hecho posible mejorar la capacidad de trabajo, la fiabilidad y el ahorro”.

Talleres centrales

Los Talleres Centrales de Metro de Madrid cumplieron el año pasado 25 años con más de 700.000 reparaciones de equipos instalados en trenes a sus espaldas. La nave, que alberga los actuales talleres, posee una extensión de 40.000 metros cuadrados con el taller electrónico, vestuarios y oficinas. Si bien la superficie dedicada a revisiones y reparaciones de trenes es de 36.000 metros cuadrados aproximadamente.

A lo largo de estos años, las actividades desarrolladas en los talleres centrales han ido adaptándose a las necesidades y tecnologías de los nuevos trenes y a la actualización de todo tipo de normativa que ha ido apareciendo. Asimismo, se han aplicado nuevas tecnologías en el campo del mantenimiento y en el control de las actividades, lo que ha requerido de una constante actualización y adaptación de su personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *