El Hospital Central de la Cruz Roja en Tetuán reforma su Unidad Geriátrica

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha visitado hoy las nuevas instalaciones de la Unidad Geriátrica de Recuperación Funcional del Hospital Central de la Cruz Roja San José y Santa Adela, llevadas a cabo en el pabellón 12 de este centro sanitario, que cumple sus 100 años de historia. Ruiz Escudero ha estado acompañado por el gerente del hospital, Manuel Ballarín.

El hospital, situado en el madrileño distrito de Tetuán, cuenta con dos áreas de atención muy definidas. Una de ellas la de Atención al Mayor y otra gran área Quirúrgica. En este hospital se practican al año más de 10.000 intervenciones, con un importante volumen de cirugías ambulatorias.

Actualmente, el hospital dispone de 154 camas, nuev quirófanos, 52 locales de consulta y 45 puestos disponibles en Hospitales de Día. En 2017, en las áreas de hospitalización, médica y quirúrgica se contabilizaron 30.611 estancias y 12.000 más en los Hospitales de Día. Se realizaron 10.895 intervenciones quirúrgicas y un total de 105.772 consultas, de las que casi el 50 % fueron primeras consultas.

Desde el pasado año, el hospital ha trabajado estrechamente con la Unidad Central de Organización Asistencial, atendiendo a más de 300 pacientes procedentes de los diferentes hospitales de agudos de la Comunidad de Madrid, de edad avanzada extremadamente vulnerables, en situación de importante dependencia funcional y en ocasiones mental, con elevadas necesidades de cuidados y con gran repercusión psicosocial.

Unidad geriátrica de recuperación funcional

Esta Unidad, ubicada en el Pabellón 12, se centra en la recuperación funcional del paciente mayor que ha sufrido una pérdida de algún tipo de función, potencialmente recuperable, por una enfermedad aguda. Esta planta se ha remodelado totalmente y está equipada para el trabajo multidisciplinar geriátrico y rehabilitador de profesionales de distintos ámbitos: geriatras, rehabilitadores, fisioterapeutas, logopedas, así como personal de Enfermería, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales, auxiliares de enfermería y celadores.

El objetivo de este tipo de unidades es que el paciente que ingresa, normalmente de edad avanzada y con alguna patología asociada a su edad, pueda en el momento del alta volver a su domicilio con el problema que motivó el ingreso resuelto en lo posible, y en similares condiciones de nivel de cuidados con el que ingresó.

El pabellón reformado consta de 13 habitaciones dobles, con aseos completos incorporados que disponen de todas las ayudas para reforzar la seguridad física de los pacientes, y de todo el aparataje necesario para la atención sanitaria.

En el pabellón, en el que se han invertido más de 800.000 euros, se han sustituido todas las Instalaciones, dotando de un nuevo sistema de climatización independiente por habitación y por estancia de manera que se permite un control especifico de cada equipo en función de las necesidades y orientación.

La fachada, con orientación sur, dispone de doble acristalamiento con cortinillas de control solar. Asimismo, se le ha dotado de nueva instalación de protección contra incendios de acuerdo con la normativa vigente.

Pionero en la formación de residentes de geriatria

El Hospital Central de Cruz Roja fue el primero en formar a médicos residentes de la especialidad de Geriatría en la Comunidad de Madrid. En él se forman anualmente cinco residentes MIR de Geriatría y participa de lleno en la formación universitaria de alumnos de Medicina y Enfermería.

Ha sido galardonado con el premio al mejor residente en las dos últimas ediciones (2016 y 2017) del Congreso de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, participando en importantes líneas de investigación como fragilidad, demencia o eficiencia de la asistencia geriátrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *