La juventud alza la voz en el Pleno Infantil y Adolescente de Tetuán

Salman, Jenni, Nawel, Patricia, Luis o Iratxe y así hasta más de 30 niñas y niños de colegios como el Pío XII o Felipe II y de asociaciones como la fundación Amoverse, Pinardi, Balia, fines de semana de Ventilla, QuedaT o Valponasca, alzaron su voz la tarde del pasado 23 de mayo en el Pleno Infantil y Adolescente del distrito de Tetuán.

Este Pleno con el futuro del Distrito estuvo presidido por la concejala Montserrat Galcerán. En nombre de sus colegas hicieron propuestas coherentes, solidarias y que tratan sobre problemáticas, carencias y mejoras centradas en Tetuán.

“Queremos que haya árboles frutales en el parque de la Ventilla y más zonas verdes en el barrio. Pedimos que nos den semillas y árboles pequeños para plantarlos en macetas en el huerto de Juanma y cuando crezcan llevarlos al parque” pedía Salman. Alaa insistía poco después “Queremos más zonas verdes, canchas para practicar deportes y más parques infantiles” .

Y es que precisamente uno de los principales intereses de los más jóvenes del distrito son los parques y jardines. Les preocupa tener lugares de sombra para poder jugar al aire libre en los patios de los coles del distrito. Y arrancaron el compromiso de Montserrat Galcerán de que las tendrán.

Son jóvenes muy solidarios. Les interesa la gente sin papeles, los refugiados y las personas sin hogar. Así, Ainhoa en el bloque de propuestas de Servicios Sociales pedía “que haya lugares donde puedan estar y vivir las personas que están en la calle en el distrito, que se les de ropa y que se ponga un lugar específico donde puedan asearse y cambiarse de ropa”. Iratxe además añadía “queremos también poner carteles de ánimo para que se sientan mejor y que se les de comida, mantas y almohadas”.

También están muy concienciados contra la violencia machista. Nimsay proponía que se hicieran jornadas de promoción de la igualdad entre hombres y mujeres en los colegios del distrito. Y en el área de Cultura han pedido más actividades culturales alternativas adaptadas a su edad como talleres de zumba, hip-hop o twerk, así como más bibliotecas y puntos de intercambio de libros.

Las niñas y niños de la generación Z, que han crecido con la tecnología, también solicitaron más puntos WI-FI, entre otras ubicaciones, en los parques y áreas verdes delDistrito. No se quedaron sin advertir a los mayores del uso excesivo que hacen del móvil y de lo peligroso que es usarlo mientras caminan por la calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *