El Ayuntamiento de Madrid hace un “balance positivo” de la seguridad en las fiestas de San Isidro

  • El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha destacado “la coordinación y eficacia de todos los servicios municipales”.
  • SAMUR-PC realizó 250 asistencias en La Pradera, la gran mayoría de ellas sin gravedad. Policía Municipal desplegó un dispositivo de seguridad especial en este punto, que reúne en determinados eventos a casi 400.000 personas.
  • Se han realizado tareas preventivas y de inspección en más de 40 locales para controlar la venta de alcohol a menores o fuera del horario establecido.

“Unas fiestas más seguras, sin incidentes de gravedad y con un trabajo coordinado de todos los servicios de emergencias y seguridad municipales”. Es el balance que han presentado esta mañana en rueda de prensa el delegado del Área de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero; el intendente de Carabanchel y responsable coordinador del dispositivo de San Isidro de Policía Municipal, Gregorio Cappa; el jefe del departamento de Operaciones de Samur-PC, Arturo de Blas, y el director adjunto de la dirección general de Seguridad y Emergencias de Madrid Destino, Javier Guerrero sobre las intervenciones y dispositivos desplegados durante las pasadas fiestas de San Isidro en la ciudad de Madrid.

Javier Barbero ha señalado que “este balance se explica por la excelente labor de los servicios de seguridad y emergencias, que han trabajado de forma coordinada, garantizando así la eficacia de los mismos, y a la tarea preventiva que realizan en las zonas donde hay mucha afluencia de público y, por lo tanto, susceptibles de que haya más riesgos”. Barbero ha señalado que los datos de estas fiestas de San Isidro 2018 son especialmente positivos “teniendo en cuenta que hablamos de unas fiestas que se desarrollaban en 15 escenarios diferentes, aunque La Pradera sigue siendo un punto muy importante, con más de 200 actividades programadas, y a las que han asistido más de un millón y medio de personas”.

Actuaciones en La Pradera

Precisamente el responsable coordinador del dispositivo de San Isidro de Policía Municipal e intendente de Carabanchel, Gregorio Cappa, ha señalado que La Pradera “es un espacio con un perímetro muy amplio que en determinados momentos puede registrar una afluencia de unas 400.000 personas, por lo tanto se diseñó un plan más específico”. Cappa ha indicado que “se destinaron efectivos a la regulación y ordenación del tráfico, y se creó un dispositivo de efectivos uniformados y también de paisanos, este último con el objetivo de evitar la venta de alcohol a menores así como fuera del horario establecido”. En este sentido Cappa ha señalado que se realizaron inspecciones a más de 40 locales y se han puesto 40 sanciones en total por venta de alcohol a menores durante todos los días de fiestas.

También ha informado que se detuvieron a 6 personas por posesión de arma blanca, y una detención a una persona que portaba un arma de fuego, todas ellas detectadas por policías municipales de paisano.

Arturo de Blas, responsable del departamento de Operaciones de SAMUR-Protección Civil, ha explicado que se instaló un puesto sanitario avanzado en La Pradera, con equipo de médicos y enfermeros, y que también realizaron tareas preventivas personal en bicicleta y moto. En total SAMUR-PC ha realizado, en todos los días de las fiestas, un total de 250 asistencias, de las cuales 24 requirieron traslado a centros hospitalarios, 7 de la cuales eran de personas con pronóstico grave. En La Pradera en concreto las actuaciones más destacadas fueron la atención a una persona herida de arma blanca y a una persona que cayó de un árbol, a una altura de 7 metros. Ambas asistencias resultaron finalmente no ser de gravedad.

Finalmente, el director adjunto de la dirección general de Seguridad y Emergencias de Madrid Destino, Javier Guerrero, ha explicado que la seguridad de San Isidro ha tenido cinco fases: reuniones previas de coordinación con los servicios municipales de seguridad y emergencias; reuniones específicas y visitas a los espacios donde se iban a celebrar los diferentes actos; traslado de la documentación técnica, la programación y los planes a los servicios municipales implicados en la seguridad; diseño y publicación de la programación con recomendaciones relacionadas con la seguridad en las redes sociales, que incluían videos con recomendaciones indicando actuaciones a seguir en caso de emergencia o vídeos de prevención de violencia sexual, y finalmente la fase en la que se implementaron todos estos planes de emergencias y seguridad.

Una vez más, el trabajo coordinado y la rápida respuesta de todos los servicios municipales han resultado ser eficaces en estas fiestas patronales que han registrado un aumento de público de 200.000 personas, un 15% más que el pasado año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *