La Policía Municipal de Madrid libera a una mujer que llevaba 3 días secuestrada en Carabanchel

Agentes de la Oficina de Atención al Ciudadano de la Unidad Integral de Carabanchel, encargados de realizar el seguimiento a través del Programa VIOGEN a las Víctimas de Violencia de Género, han detenido a un individuo por mantener detenida ilegalmente a su ex pareja durante 3 días y por quebrantar la orden de alejamiento.

En la mañana de este miércoles, 2 de mayo, los agentes encargados del seguimiento habitual de una víctima de violencia de género intentaron establecer conversación con la vigilada, tras varios intentos contactaron con ella manifestándoles que se encontraba retenida por su ex pareja y que este había consumido varios tipos de estupefacientes encontrándose muy nervioso y agresivo, temiendo por su vida.

Ante estos hechos, los agentes se personaron en el domicilio junto con otro patrulla del distrito y la madre de la víctima, la cual estaba recibiendo mensajes pidiendo ayuda de su hija.

Cuando los agentes se encontraban en el portal, el agresor desde su domicilio les manifestó que era hermano de la víctima y que en el domicilio no se encontraba nadie más. Ante la duda los intervinientes procedieron a llamar a la víctima contestando al teléfono el mismo individuo que hablaba tras la puerta, realizando un segundo intento en el que no se escuchaba a la víctima pero sí la conversación que estaba teniendo lugar entre víctima y agresor, en la que la esta le suplicaba que la dejara salir, gritándole el agresor “aquí no sales puta”.

En el transcurso de espera en el portal, la madre de la víctima recibe un mensaje vía Whatsapp en el que ésta le dice “entrar que me mata”, por lo que los agentes que se encontraban in situ, solicitaron que se personase en el punto un patrulla de la Unidad de Apoyo y Protección a la Mujer, y un equipo de la Unidad de Apoyo a la Seguridad dado que la entrada al domicilio era urgente y necesaria.

Una vez todos los recursos se encontraron en el portal se procedió a entrar al domicilio, rescatando a la víctima y deteniendo al agresor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *