El hombre asesinado este viernes en Chamberí fue tiroteado por sus cuñados por venganza

El coche que emplearon los asesinos para huir ha sido ha sido encontrado totalmente calcinado en la Avenida de Europa de la madrileña localidad de Pozuelo de Alarcón.

El hombre de 31 años y de etnia gitana que fue asesinado este viernes, 6 de abril, en la calle Fernando El Católico del madrileño distrito de Chamberi, al parecer fue tiroteado por sus cuñados por una venganza, ya que parece ser que la víctima participó directamente en la muerte del padre de estos.

Según fuentes de la investigación a las que ha tenido acceso Gacetín Madrid, la víctima acababa de salir de un despacho de abogados junto con sus padres y su mujer, al que había acudido para preparar el juicio que iba a tener dentro de unos días por el presunto asesinato de su suegro en el año 2015.

Los presuntos asesinos del joven escaparon en un coche de alta gama BMW azul oscuro, que ha sido encontrado totalmente calcinado en la Avenida de Europa de la madrileña localidad de Pozuelo de Alarcón.

En la tarde de ayer viernes, 6 de abril, sobre las 18:30 horas, un hombre de 31 años y de etnia gitana fue asesinado por disparos de arma de fuego en la cabeza, a la altura del número 4 de la calle Fernando El Católico, en el madrileño distrito de Chamberí.

Los sanitarios del SAMUR desplazados al lugar intentaron reanimar a la víctima durante 30 minutos, aunque no pudieron hacer nada para salvarle la vida. Psicólogos del SAMUR tuvieron que atender a los familiares de la victima, por crisis de ansiedad y por lesiones físicas leves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *