Las aplicaciones móviles podrán repercutir en el usuario el coste de gestión en el pago del SER

  • Los usuarios del SER podrán seguir pagando el mismo precio que hasta ahora usando directamente los parquímetros.
  • Cualquier aplicación que cumpla los requisitos podrá integrarse en la plataforma para gestionar el pago del SER a través del móvil
  • Los usuarios serán advertidos en cada operación sobre el recargo que supone el pago del SER a través de las aplicaciones móviles.

El Área Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid ha cursado una instrucción para regular los requisitos que regirán las aplicaciones móviles de pago del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), que podrán cobrar una comisión por este servicio. Así, cualquier empresa titular de una aplicación interesada en colaborar en la recaudación de la tasa del SER podrá hacerlo siempre que cumpla los requisitos de esta instrucción, de la Ordenanza de Movilidad y de la Ordenanza Fiscal.

El Ayuntamiento de Madrid no recibirá ningún ingreso por el cobro de estas comisiones y los usuarios podrán seguir utilizando los parquímetros, en los que no se repercutirá ningún coste extra. En el caso de utilizar las aplicaciones móviles, los usuarios serán advertidos del recargo que supone su uso.

Esta regulación surge por dos motivos. Por una parte, debido a que en el pliego de prescripciones técnicas del Contrato Integral de Movilidad (CIM), con el que se gestiona el SER, así lo recoge. “En el supuesto de pagos por otros medios electrónicos (por ejemplo telefonía móvil), si la operación conllevara costes adicionales, éstos serán por cuenta del usuario”, dice textualmente el pliego de prescripciones técnicas del contrato.

Y, por otra parte, por una reclamación ante los Servicios de Defensa de la Competencia, interpuesta por una empresa para poder entrar en el mercado de las aplicaciones de cobro del SER en Madrid, al igual que ya sucede en otras ciudades españolas y europeas.

Hasta este momento solo las empresas que gestionan el SER, a través del contrato, daban este servicio y lo hacían de forma gratuita, al no haberse desarrollado legalmente la posibilidad de cobro. Con esta instrucción, el Ayuntamiento de Madrid abre el mercado de las aplicaciones móviles de cobro del SER, regulando el acceso de todas las empresas que quieran entrar en él, en cumplimiento del contrato y de las necesidades marcadas por los organismos de Competencia.

Funcionamiento del SER

La gestión, control y mantenimiento del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) se realiza por el Ayuntamiento de Madrid mediante gestión indirecta a través del denominado Contrato Integral de Movilidad (CIM), siendo las concesionarias de este contrato cuatro Uniones Temporales de Empresas (UTE) que se distribuyen en las cuatro zonas (noroeste, noreste, suroeste y sureste) en las que está dividido el SER en la ciudad de Madrid.

Para el buen desarrollo de los distintos servicios del CIM, las adjudicatarias deben desarrollar, implantar y mantener una plataforma integral con la toda la información que garantice el funcionamiento, la gestión y el control de las prestaciones. En esta plataforma se delimita el ámbito territorial por barrio y las tarifas de la tasa por estacionamiento de vehículos en determinadas zonas de la capital.

Asimismo, el sistema almacena el tiempo de estacionamiento de cada vehículo, la ampliación de tiques y los protocolos de contaminación, bloqueando la posibilidad de obtención de tiques desde parquímetros y aplicaciones móviles cuando se activa el protocolo por alto nivel de dióxido de nitrógeno.

Habilitación y requisitos del pago por móvil

Serán las UTEs concesionarias del SER las que habiliten a las aplicaciones a operar en la ciudad comprobando los requisitos que se les exigirá en la instrucción municipal e integrándolas en la plataforma. Se aceptarán todas las solicitudes que cumplan dichos requisitos y cada concesionaria informará al Ayuntamiento de las nuevas incorporaciones.

Las aplicaciones de pago del SER, entre sus requisitos técnicos, deberán tener aplicaciones al menos para Android e iOS, el sistema tecnológico tendrá que integrarse con la plataforma a través de servicios web ya existentes y deberán contar con servicios de autentificación y validación de operaciones (tiques y anulaciones de boletines de denuncia).

Tanto de la instrucción como de la situación con respecto a Competencia, se informará en la próxima comisión permanente de Movilidad y Medio Ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *