CSIF reclama al Ayuntamiento de Madrid que «respalde a su Policía» y «no siembre dudas sobre su actuación»

CSIF defiende «la profesionalidad» de la Policía Municipal y niega que la persona fallecida ayer en Lavapiés fuera como consecuencia de la actuación de los agentes.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) reclama al Ayuntamiento de Madrid que «respalde la actuación de la Policía Municipal» en el caso del ciudadano senegalés que falleció ayer como consecuencia de una parada cardiorrespiratoria que «no se produjo por estar huyendo de la Policía», según ha podido saber este sindicato de agentes que atendieron al acompañante del fallecido y que tomaron declaración a testigos de lo sucedido.

CSIF considera «inadmisible que el Ayuntamiento de Madrid siembre dudas sobre la profesionalidad de los agentes de la Policía Municipal, más cuando, según los testimonios recabados, el suceso no tuvo nada que ver con una actuación policial».

«Como no es la primera vez que el Consistorio hace un desplante a su Policía -desde CSIF exigen- al Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena que, por supuesto, investigue los hechos, pero que por norma no ponga siempre en duda la actuación de su Policía Municipal, la cual procede siempre en defensa de la legalidad vigente y en beneficio de la sociedad en su conjunto».

Según el testimonio de los policías, Mmame Mbage se empezó a encontrar “cansado” y así se lo comunicó a un amigo, que le acompañó hacia su casa. Fue durante ese trayecto, entre el número 9 y 11 de la calle Oso del distrito de Lavapiés, cuando esta persona se desplomó, según testificó tanto su acompañante como una mujer que paseaba a su perro cerca del lugar y que señaló que en un primer momento pensó que el hombre se había tropezado.

Sin embargo, pronto se empezó a difundir por las redes sociales que Mbage había muerto como consecuencia de la actuación policial. La alcaldesa y la portavoz del Ayuntamiento, Manuela Carmena y Rita Maestre, respectivamente, publicaron en Twitter que se iba a investigar lo que había ocurrido. “Desde el Ayuntamiento investigaremos a fondo lo sucedido y actuaremos en consecuencia”, indicaba el tuit de la regidora.

Pero Rommy Arce, concejala presidenta de los distritos de Arganzuela y Usera, fue más allá y achacó el suceso a la “xenofobia institucional”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *