Esta mañana en la plaza de Cibeles, tras la lectura de un manifiesto, Mauricio Valiente, tercer teniente de alcalde, ha cortado la cinta de salida de tres camiones que ya se dirigen hacia el Sahara con material humanitario, procedente de la generosidad de los madrileños, que han recogido 18 asociaciones amigas del pueblo saharaui durante casi dos meses.

La carga ha llenado los tres camiones que hoy partían hacia el puerto de Alicante para ser donada a la Media Luna Roja Saharaui que, en los campamentos, se encarga de almacenar y repartir entre la población refugiada. El Ayuntamiento de Madrid ha querido apoyar de esta forma la solidaridad hacia el pueblo saharaui.

Este año, además de la ayuda alimentaria, unos 20.000 kilos en cada camión, también se envía material higiénico, camas, colchones, ropa de cama y toallas para los hospitales.

Situación “preocupante”

Según han explicado las asociaciones, la situación en los campamentos de refugiados saharauis sigue siendo “preocupante” ya que es necesario cubrir las necesidades básicas no cubiertas por los programas del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Es por ello que las distintas Asociaciones de Solidaridad con el pueblo Saharaui se ven obligadas hacer recogidas de alimentos no perecederos para “poner remedio a las elevadas tasas de anemia y malnutrición entre la población”.