La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, disconforme con la decisión de IFEMA de solicitar la retirada de la obra “Presos políticos en la España contemporánea” del autor Santiago Sierra, no asiste a la inauguración de ARCOmadrid’18 para expresar así “la máxima defensa de la libertad de creación, expresión y exposición en la ciudad de Madrid”.

Para la alcaldesa “en Madrid tiene que haber libertad de creación”. Considera que “no puede afectarse de este modo la imagen internacional de una ciudad abierta, democrática y creativa como es Madrid ni admitirse retroceso alguno en la defensa de los derechos fundamentales en nuestra democracia”. No obstante la alcaldesa quiere “seguir mostrando su apoyo a la feria ARCO”, que visitará antes de su cierre.

El Ayuntamiento de Madrid, en el día de ayer, al conocer la decisión unilateral por parte del presidente del Comité Ejecutivo de IFEMA de retirar la obra de Sierra de ARCOmadrid’18, solicitó la convocatoria urgente de una comisión ejecutiva pidiendo “la rectificación de esta decisión”.

Al mantenerse la decisión de retirada de la obra con los votos de la Comunidad de Madrid y la Cámara de Comercio, el Ayuntamiento de Madrid mostró su desacuerdo ya que “considera que la libertad de expresión y artística deben ser dos valores fundamentales en una Feria de Arte Contemporáneo que se ha convertido, a lo largo de sus 37 ediciones, en un referente a nivel internacional”.