Decenas de vecinos de Carabanchel Alto reclaman la construcción del Parque Manolito Gafotas

Este domingo, 18 de febrero, los vecinos han celebrado la XVI Arbolada Parque Manolito Gafotas, para reivindicar, un año más, la construcción de este parque pendiente de realizar desde la construcción del PAU de Carabanchel en 2004.

Una mañana fresca pero soleada ha recibido a los numerosos vecinos de todas las edades que se han acercado al Parque Manolito Gafotas de Carabanchel Alto a plantar alguno de las decenas de ejemplares de diversas especies que han tenido a su disposición.

Tras la plantación y riego, los congregados han escuchado con atención el romance del árbol, recitado por Rosa, una compañera de TREPA que siempre está presente en las plantaciones. Y un caldito caliente ha sido la recompensa de todo el trabajo realizado.

Con este acción, de la que ya se han cumplido 16 ediciones, las vecinas y vecinos del barrio reivindican la urbanización de esta zona que “debía haber sido realizada por la Junta de Compensación del PAU cuando urbanizó esta zona, pero lo dejó sin hacer y el Ayuntamiento de Madrid todavía no ha sido capaz de desbloquear el asunto y resolverlo”.

Según explican desde la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto, “las últimas noticias son que está previsto licitar las obras de construcción del parque en los próximos meses, pero esto ya se ha prometido en ocasiones anteriores”.

El Parque Manolito Gafotas se encuentra en el barrio de Carabanchel Alto, en la zona conocida como PAU de Carabanchel. Cuenta con más de dos kilómetros de longitud, puesto que es un parque longitudinal que se desarrolló en paralelo a la M-40, dado que en su origen se previó como una barrera natural contra los efectos visuales y acústicos que generan tanto la M-40 como la M-45.

El parque está situado entre el Colegio Ártica (incluido la zona deprimida que termina en la rotonda de la M-40 con la Avda. de Carabanchel) hasta el Centro de Protección Animal ubicado en la carretera de la Fortuna, 33. En la actualidad cuenta con más de 300 árboles que los vecinos hemos venido plantado en sucesivas arboladas más las especies autóctonas que han venido desarrollándose en estos 15 años de espera.

Abundan los olmos, los almendros, fresnos y arces; también hay pinos, olivos, higueras, majuelos y algún álamo. El parque cuenta incluso, con un “manolito” (monolito de pizarra) con una  placa conmemorativa del acto de inauguración celebrado en 2006.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *