El Ayuntamiento de Madrid instalará una cafetería cultural para revitalizar la Cuesta de Moyano

  • El proyecto quiere recobrar el papel de los cafés del siglo XIX como centros sociales y culturales.
  • Habrá un anfiteatro compuesto por una grada semicircular que puede ampliarse en los meses de verano, con banquetas que se almacenan en la propia grada y permiten duplicar el aforo.
  • La zona de cafetería, se abre y cierra con el paso de las estaciones, con grandes ventanales que se adaptan a las condiciones climatológicas.

El Ayuntamiento de Madrid va a instalar una cafetería cultural en la Cuesta de Moyano como parte del proceso de dinamización de este singular enclave. Esta propuesta busca recuperar tipologías madrileñas olvidadas, como el café del siglo XIX, al que acudir significaba dar un paseo por la literatura, la poesía, la política o el periodismo, pero adaptadas al momento actual.

El proyecto quiere recobrar ese papel de los cafés como centros sociales y culturales, amenizados en muchas ocasiones por música, por escuelas y actores, y en cuyas tertulias de palpaba toda la novedad que venía de fuera y se producía dentro de la ciudad.

El proyecto elegido para ser instalado en la Cuesta de Moyano lleva el nombre ‘Ismos’ Cafetería Cultural, en recuerdo al libro del mismo título escrito por Ramón Gómez de la Serna en 1931 en el que realiza un catálogo de las diversas tendencias o escuelas artísticas que surgieron a principios del siglo XX, inventando nuevos términos para definir movimientos que se estaban dando en el momento.

Tomando como referencia ese concepto de ‘ismos’, el Café Cultural diseña un catálogo de nuevos ismos contemporáneos, como el ‘brisimo’, en referencia a la brisa del verano, tiempo en el que la fachada desaparece, o el ‘luminismo’ para el invierno, momento en el cual la luz se apodera del espacio a través de una fachada transparente.

Cuatro módulos

El diseño se organiza en cuatro módulos. La zona de cafetería se abre y cierra con el paso de las estaciones, con grandes ventanales que se adaptan a las condiciones climatológicas de la ciudad y que sirven de cartel para los eventos que tengan lugar en su interior. Contará con mostrador central, sillón corrido o grada semicircular como espacios pensados para la tertulia. También está prevista la creación de una zona de escena, con un espacio triangular donde se ubica la grada del público.

Asimismo habrá un anfiteatro compuesto por una grada semicircular que puede ampliarse en los meses de verano, con banquetas que se almacenasen la propia grada y permiten duplicar el aforo. Cuando no haya actividades, este lugar se convertirá en un espacio estancial. El módulo incorpora una estantería para libros recomendables, revistas y periódicos. Es también móvil, lo que permite cerrar en ocasiones la cafetería. Finalmente se ha previsto una zona de servicios y almacenamiento.

La gestión de la cafetería se realizará por concesión pública con unos pliegos de condiciones adecuados al proyecto. Está previsto que el recinto se instale en el último trimestre de 2018.

Desde 1925

Desde 1925, con alguna interrupción temporal, las 30 casetas de venta de libros se sitúan en su actual emplazamiento en la Cuesta de Moyano. Tras el incendió en 2004 de una estación eléctrica en la calle Almadén, las casetas se trasladaron al Paseo del Prado. Esta circunstancia se aprovechó para acometer una profunda remodelación de la Cuesta que incluyó el cierre a la circulación de vehículos. Los libreros volvieron a Moyano en 2007.

Diferentes necesidades

El proyecto propone un catálogo de posibilidades para que este sistema pueda adecuarse a diferentes espacios urbanos de Madrid. Sus cuatro módulos puede unirse, agruparse o multiplicarse de diferentes maneras, dando lugar a infinitas configuraciones que se pueden adaptar a las necesidades y condiciones de otros barrios de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *