San Blas-Canillejas acogerá el nuevo núcleo penal de la Comunidad de Madrid, con 56 juzgados

La Comunidad de Madrid está dando ya los primeros pasos para crear un nuevo núcleo penal en Madrid capital, en la zona de San Blas, que concentrará en tres edificios situados en un radio de 100 metros un total de 56 juzgados: 31 de lo Penal más uno de refuerzo, seis de lo Penal de Ejecutorias, once de Violencia sobre la Mujer y siete de Menores. Además, hay espacio en reserva para nuevos órganos judiciales.

La creación de un nuevo núcleo penal en Madrid capital es una de las actuaciones recogidas en el Plan de Choque para las infraestructuras judiciales de la Región, con el objetivo de agrupar sedes judiciales para reducir la dispersión y reforzar la funcionalidad y seguridad de la actividad judicial.

Para ello, la Dirección General de Justicia ha alquilado un nuevo edificio de 20.596 metros cuadrados en la calle Albarracín 31, que se está adaptando para acoger sedes judiciales que, en la actualidad, se encuentran en otras zonas de la capital.

En este nuevo núcleo penal se integran también los cercanos edificios de las calles Julián Camarillo 11 y Hermanos García Noblejas 37, constituyéndose así un segundo polo judicial que completa al que ya existe en Plaza de Castilla, donde se agrupan 54 juzgados de Instrucción, seis de Vigilancia Penitenciaria y el juzgado de Guardia.

“Hoy puedo anunciaros que ya está en marcha el núcleo penal de Madrid. La semana pasada se han iniciado las obras para adecuar el nuevo edificio de la calle Albarracín 31, que permitirá que la jurisdicción penal en Madrid, exceptuando Plaza de Castilla, esté unificada en una misma zona. Algo que ahorrará traslados a abogados y procuradores y mejora la atención al ciudadano, en especial, a las víctimas de violencia de género”, ha avanzado el consejero de Presidencia, Justicia y Portavoz del Gobierno, Ángel Garrido.

Nueva sede de la Audiencia Provincial

Garrido ha ofrecido estos detalles durante su visita a la nueva sede de la Audiencia Provincial, en la calle Santiago de Compostela 100 de la capital, que concentra las 12 secciones civiles (que estaban en la calle Ferraz 41) y, próximamente, la sección de lo Mercantil (hasta ahora en la calle General Martínez Campos 27) en un edificio de 10 plantas y 6.214 metros cuadrados.

De esta manera, la actividad de la Audiencia Provincial queda agrupada en dos edificios cercanos, al mantenerse las 15 secciones penales y la Fiscalía Provincial en el número 96 de la misma calle Santiago de Compostela. La única excepción son las dos secciones civiles especializadas en familia que, por razones de eficiencia y funcionalidad, seguirán en la calle Francisco Hervás 10, junto a los juzgados civiles de esta especialidad.

El consejero ha subrayado que la unificación de la Audiencia Provincial se convierte, así, en “el primer compromiso cumplido de la reagrupación de sedes que prevé el Plan de Choque para las infraestructuras judiciales”. En la adaptación ya concluida del nuevo edificio y en las obras de modernización de la sede penal, que se prevé que estén terminadas en febrero y que se están realizando sin paralizar la actividad judicial, la Comunidad de Madrid va a invertir cerca de 7 millones de euros.

Todas estas actuaciones forman parte del Plan de Choque para las infraestructuras judiciales, que este año 2017 cuenta con un presupuesto de 7,05 millones de euros. Una inversión que se va a más que duplicar el año que viene, hasta alcanzar los 18,2 millones de euros.

Deja un comentario