El PSOE de Madrid reclama espacios de consenso entre el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad

  • La concejala del PSOE inició su intervención recordando a Manuel Marín, “al que no olvidaremos jamás”.
  • Subraya González que la pugna entre administraciones” lo único que está logrando es parar el desarrollo de Madrid como ciudad”.

La concejala del grupo socialista, Mercedes González, ha comenzado su intervención en el Pleno recordando a Manuel Marín, “del que ustedes se acordarán por las becas Erasmus o por la entrada de España en la UE, pero yo lo hago porque era mi amigo y el protagonista de los mejores veranos de mi vida” y afirmando que ni su viuda, ni sus dos hijas, ni sus amigos “le olvidaremos jamás”.

Respecto a las modificaciones en la Operación Mahou-Calderón, entiende que “es conveniente corregir las disfunciones detectadas por la Comunidad de Madrid”, que se concretan en aspectos técnicos “relacionados con determinaciones de planeamiento” y en aspectos jurídicos, para incorporar informes justificativos de leyes como la de Protección Integral contra la LGTBIFobia, la Ley Orgánica de Igualdad Efectiva entre mujeres y hombres o en relación con la legislación en materia del menor, la familia, la infancia y la adolescencia.

Señala González que la Comunidad de Madrid se refiere sobre todo a la Memoria de la Modificación del Plan General y errores pequeños en las Fichas de Condiciones APE 02.27 Nuevo Mahou. Reitera que “hay que subsanar estas disfunciones para garantizar la mayor seguridad jurídica posible”, subraya que “el Ayuntamiento parece haberlo hecho con la diligencia necesaria” y espera que “con esto se cierre ya definitivamente este interminable capítulo de Mahou-Calderón”.

La concejala del PSOE conmina al gobierno de la ciudad a entenderse con el de la Comunidad de Madrid, porque “hay temas de ciudad en los que tiene que existir un diálogo entre administraciones, y ni unos tenemos que ser tan soberbios de no hablar con los otros y dárselo todo empaquetado, ni los otros tienen por qué demostrar constantemente que la llave la tienen ellos”.

Recuerda que esta pugna entre Ayuntamiento y Comunidad tiene parada la ley del suelo, la finca de Vista Alegre, Prado 30, la reforma de la Plaza de España, y afecta a cómo controlar la contaminación, al papel del EMT en el Consorcio de Transportes o a los cortes de tráfico en la Gran Vía.

“En definitiva, pierde la ciudad”, destaca, y añade que “este camino no nos lleva a ninguna parte, ni siquiera a un mejor escenario electoral para unos o para otros”.

“Lo único que se está logrando es parar el desarrollo de Madrid como ciudad”, sentencia González, quien pide a la alcaldesa “que genere espacios de consenso entre las dos administraciones, porque ha llegado el momento de parar y hablar de paz. Por el bien de todos”.

Deja un comentario