El Ayuntamiento de Madrid insta a que los VTC cuenten con una autorización para operar en la capital

  • Las nuevas autorizaciones podrían concederlas la Comunidad de Madrid o los ayuntamientos.
  • Los ayuntamientos afectados deberían informar sobre la idoneidad de estas autorizaciones.
  • El Ayuntamiento de Madrid pide al Ministerio de Fomento un nuevo texto que desarrolle las condiciones aplicables a los VTC en relación con el origen o destino de los servicios.
  • Se busca garantizar la supervivencia del sector público del taxi en su ámbito territorial.

El Pleno municipal celebrado hoy, miércoles 29 de noviembre, ha aprobado instar a la Comunidad de Madrid, que tiene las competencias sobre transporte urbano e interurbano,  a que exija a los VTC contar con una autorización de funcionamiento específica para la prestación del servicio de transporte público. La proposición, presentada por el Grupo Municipal Socialista (PSOE), ha contado con los votos a favor de todos los grupos políticos.

El portavoz socialista en Medio Ambiente y Movilidad, Chema Dávila, ha propuesto ante el Pleno dos modificaciones legales para regular las licencias de los vehículos de alquiler con conductor y evitar, de este modo, “la ruina económica del sector del taxi”, por competencia desleal del alquiler de vehículos con conductor, ha señalado durante su intervención.

La proposición del Grupo Municipal Socialista se fundamenta en dos ejes: instar a la Comunidad de Madrid a que establezca la exigencia a los VTC´s de contar con una autorización de funcionamiento específica para la prestación del servicio de transporte urbano. Para ello, la Comunidad cuenta con la Ley de Ordenación y Coordinación de los Transportes Urbanos de la Región. “En todo caso, el ayuntamiento afectado deberá informar previamente sobre la incidencia de esa concesión sobre la movilidad y el medio ambiente”, recoge la propuesta.

El segundo eje de la proposición socialista mira al Ministerio de Fomento. A este departamento estatal se le insta a promover la inclusión, modificando el reglamento de la ley de ordenación de los transportes terrestres, un nuevo texto referido al artículo 182.2, “que desarrolle las condiciones aplicables a los VTC´s en relación con el origen, destino o recorrido de los servicios”. Actualmente, los taxis requieren dos licencias, regional y estatal, pero los vehículos con conductor solo requieren una.

Dávila ha explicado que los responsables políticos tienen que ser “capaces de hacer compatibles ambos servicios, hay que dar pasos para abordar un conflicto que se agravará si no se interviene con una normativa clara que equipare al taxi con los VTC”, ha indicado el edil socialista.

En concreto, el portavoz de Movilidad del PSOE ha expresado que si no se regula el sector “salvaje” de alquiler vehículos con conductor, “el sector del taxi morirá”. En Madrid hay 16.000 familias que viven del taxi.

Las recientes sentencias del Tribunal Supremo en las que se reconoce el derecho a otorgar nuevas autorizaciones de VTC en la Comunidad de Madrid -60 en una sentencia, 20 en la otra- son “una muestra clara de que el conflicto existente entre el servicio de los vehículos con conductor y el servicio del taxi va a seguir creciendo si no se adopta ninguna medida al respecto.

De hecho, los taxistas han convocado durante toda la jornada de hoy, 29 de noviembre, un paro general en protesta por la competencia desleal que, a su juicio, supone la irrupción de numerosas licencias de vehículos con conductor.

“No estamos en contra de los VTC´s pero tampoco queremos que se lleve a la ruina un sector esencial para la ciudad, como es el sector del taxi”, ha indicado Dávila, que ha afeado que los diferentes gobiernos del Partido Popular han sido incapaces de arreglar “el agujero legal” que ha llevado a la confrontación entre ambos sectores.

Según los últimos datos, Madrid ya está saturada de vehículos con conductor porque la ciudad registra una licencia de este tipo por cada 6,8 del taxi, cuando se aconseja que se una de VTC frente a 30 licencias de taxi. “Y se esperan muchas más, lo que supondrá un peligro cierto hacia el sector público del taxi”, ha indicado el edil, que ha remarcado que su grupo, aunque difiere en lo político, acata las sentencias favorables del Tribunal Supremo con respecto al alquiler de los vehículos con conductor.

“Pero hay mecanismos para regular la actividad en la ciudad”, ha reconocido Dávila, que ha avanzado algunas de las líneas que recoge la proposición socialista para el pleno del 29 de noviembre, mismo día en el que los taxistas han convocado una manifestación y paro de 24 horas.  “El Ayuntamiento tiene que actuar, la Comunidad tiene que actuar, y los grupos municipales tienen que expresar su criterio con respecto al peligro que corre el taxi en Madrid. Es necesario el compromiso político”, ha finalizado Dávila.

Deja un comentario