La Nave Boetticher de Villaverde quiere ser un centro de innovación de referencia nacional y europea

  • Tras un largo proceso de rehabilitación, el Gobierno municipal convocó un concurso de apoyo a la gestión que se falló el pasado septiembre. De las siete empresas presentadas, la ganadora fue Innova Next SLU, de Barrabés.biz
  • El contrato tiene una duración inicial de dos años, prorrogables a otros dos y un importe anual cercano a los 841.000 euros
  • Esta nueva página de La Nave arranca con una propuesta de actividades abierta a toda la ciudadanía y centrada en la innovación urbana, en torno a tres programas: formar, acelerar y conectar

La Nave, conocida también popularmente como la Nave Boetticher, ha iniciado una nueva andadura con una meta clara: convertirse en un centro de innovación de referencia nacional y europea.

Tras una rehabilitación iniciada en 2009, que se prolongó hasta finales de 2012 y la posterior recepción por parte del Ayuntamiento de Madrid, 2017 es el año en el que esta instalación escribe una nueva página con un proyecto definido en el que caben todas las iniciativas unidas por el denominador común de la apuesta innovadora.

Este proyecto surge tras el concurso convocado por el Gobierno municipal, adjudicado el pasado septiembre y del que resultó ganadora la empresa Innova Next, SLU, de Barrabés.biz, entre las siete que se presentaron.  El contrato tiene una duración inicial de dos años, prorrogables a otros dos y un importe anual de cerca de 841.000 euros.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, acompañada por el coordinador general de Alcaldía, Luis Cueto, y el concejal del distrito de Villaverde, Guillermo Zapata, ha visitado hoy La Nave para conocer directamente el trabajo que allí se está desarrollando.

En el acto, con la presencia de Carlos Barrabés, fundador de la empresa ganadora, se ha informado de los detalles de esta nueva etapa, cuyo objetivo fundamental es conseguir que la ciudad de Madrid se convierta en un foco de innovación de primer nivel europeo, atrayendo talento e inversión, generando proyectos, empresas y empleos de alta calidad.

“Estamos poniendo la primera piedra –ha dicho Carmena- para que Madrid sea un motor de la innovación y de la creactividad social”.

Formar, acelerar, conectar

Esta nueva página de La Nave arranca con una propuesta de actividades centrada en la innovación urbana y, sobre todo, abierta a toda la ciudadanía. Gira en torno a tres programas:

  • La Nave forma pretende ofrecer formación que dote a los ciudadanos y empresas las capacidades necesarias para afrontar el mundo digital. Un campo en el que los más pequeños tienen gran protagonismo, con iniciativas para estimular las vocaciones tecnológicas entre niños y niñas, con una especial atención a estas últimas. También se explorarán las relaciones intergeneracionales y el aprovechamiento de la experiencia apoyada en el uso de las tecnologías. “Nuestro objetivo es ofrecer formación de vanguardia, que responsa a las necesidades de cada momento y a precios populares”
  •  La Nave acelera implica un intenso trabajo sobre un proyecto durante un periodo de tiempo limitado con el apoyo de expertos con el objeto de impulsar y acelerar su desarrollo. Es una técnica muy utilizada en proyectos de innovación de elevado potencial de crecimiento y gran incertidumbre con el objeto de minimizar los riesgos. Implementa una filosofía “Think big, fail fast” (piensa en grande, falla rápido), de modo que los proyectos que superan la aceleración son prácticamente protoempresas viables, mientras que los que fallan se descartan.
  •  La Nave conecta define el deseo de convertir este edificio emblemático en un espacio de relación entre los miembros del ecosistema de innovación de Madrid, muy rico, pero desconectado. Charlas, talleres, conferencias y eventos de networking serán un estímulo para atraer a innovadores y estimular procesos creativos en los que participen muchos agentes. La conexión con el ecosistema internacional y la internacionalización de las startups son aspectos muy relevantes.

Apuntes sobre la historia reciente

Con este contrato se cierra un largo proceso iniciado tras la quiebra de la empresa Boetticher en 1992. De haber sido una referencia para la industria madrileña, el edificio inicia un proceso de declive y deterioro hasta que en 2003, por un convenio urbanístico con el Ayuntamiento de Madrid pasa a ser de titularidad municipal.

A partir de ese momento y hasta el comienzo de las obras de rehabilitación en 2009, se suceden una serie de actuaciones que posibilitarían esa recuperación. Entre ellas el concurso de ideas, que ganó el proyecto “Banda Ancha” de Churtichaga, Lizasoaín, Brülisauer y Doncel, que incluía entre sus actuaciones, la construcción una torre de cinco plantas y  de un edificio anexo para albergar aulas, un auditorio y la zona de restauración.  

Otra iniciativa importante fue la concesión de la ayuda del Plan Avanza 2007 del Ministerio de Industria, para la implantación de un Centro de Expresión de Nuevas Tecnologías.

En 2009 se pone la simbólica primera piedra del proyecto que finaliza en diciembre de 2012 tras haber sufrido tres modificaciones. El coste total de la rehabilitación superó los 34 millones de euros.

Como la recepción definitiva no se produjo hasta tres años después, en marzo de 2015, se hizo necesario una puesta en marcha para reparar el deterioro producido en ese  tiempo, que se inicia en abril de 2016 por el actual Gobierno de Manuela Carmena.

En ese momento el Ayuntamiento empieza a dar pasos para posicionar La Nave en el entorno emprendedor y ciudadano. Desde entonces hasta hoy se han celebrado alrededor de 40 grandes eventos, entre los que cabe destacar, el Foro Internacional contra La Violencia y por la Educación para la Paz, TEDxCibeles; eventos tecnológicos como OpenExpo sobre software libre o South Summit o de innovación social, como Villaverde Experimenta.

Y en paralelo, se abordó la definición de  un proyecto que estableciera el relato de las actividades que debían desarrollarse. Se optó por un modelo de gestión  directa por parte del Ayuntamiento de Madrid con un apoyo externo basado en cuatro grandes líneas de actuación: gestión, creación y desarrollo de itinerarios de innovación; construcción de un ecosistema de innovación con conexiones nacionales e internacionales y fomento e impulso de proyectos de innovación social.

Ese apoyo se concretó en la licitación del contrato que ha ganado Innova  Next, SLU y con el que se completa el proceso para establecer un centro de innovación enfocado a los aspectos urbanos.

Deja un comentario