El Ayuntamiento de Madrid conmemora el Día Internacional de las Personas Cuidadoras

  • Cuidar a quienes cuidan es el programa municipal destinado a cuidadoras y cuidadores de personas mayores y dependientes, con el objetivo de mejorar el impacto que esto supone sobre su calidad de vida.
  • La continuidad en los grupos de atención, una vez finalizados los encuentros, es una de las novedades de esta nueva convocatoria,   manteniendo el contacto entre ellos con sesiones de autoayuda.
  • En la edición 2017-2018, que comenzó en octubre, participan hasta el momento 256 personas que dedican gran parte de su tiempo a esta tarea del cuidado..

Concienciar de la importancia del autocuidado en los propios cuidadores para que no se resientan de la atención que prestan a sus familiares dependientes y recibir orientación psicológica, educativa, apoyo emocional y asesoramiento, son los objetivos fundamentales del programa Cuidar a quienes cuidan promovido por el Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo a través de la Dirección General de Personas Mayores y Servicios Sociales.

Con un sencillo acto celebrado en la Nave de Terneras de Arganzuela, hoy martes, 7 de noviembre, se pone de relieve la importancia de la tarea de quienes dedican gran parte de su tiempo a la invisible, al tiempo que imprescindible, tarea de cuidar.

Durante este acto, la Asociación de Tai Chi Taoísta de España ha llevado a cabo una demostración de este arte marcial chino, en la que participaron todos los asistentes con una clase magistral sobre los ejercicios básicos de esta modalidad.

Cuidar de quienes cuidan

Ansiedad, culpa, frustración, alteraciones en el estado de ánimo, baja autoestima y dificultad para enfrentar situaciones familiares, son algunos de los síntomas comunes que presentan las cuidadoras y cuidadores de personas mayores y dependientes que participan en Cuidar a quienes cuidan.

Este programa municipal intenta concienciar sobre la importancia de mantener la propia salud como primer paso tanto para alcanzar su bienestar como para facilitar un mejor cuidado de las personas que dependen de ellos. Las sesiones psicoterapéuticas y educativas dan a conocer las pautas básicas de actuación en el caso de detección de señales de alarma físicas, psicológicas y sociales que impliquen una sobrecarga.

Entre octubre de 2016 y junio de 2017 participaron en el programa 396 cuidadoras y cuidadores, y la presente edición, 2017/18, cuenta hasta el momento con 256 personas; una iniciativa que han podido disfrutar desde sus inicios en 2004 más de 4.800 cuidadores.

El programa se desarrolla en 25 sesiones de hora y media, 18 son psicoterapéuticas y 7 psicoeducativas. Las primeras están dirigidas a cuidadoras y cuidadores con sobrecargas moderadas y severas, calculadas a través de la Escala Zarit. Sin embargo, las segundas se encuentran abiertas a cualquier cuidador y cuidadora con independencia de su nivel de sobrecarga.

Dentro de estas sesiones se incluye un monográfico de bienestar personal que proporciona estrategias, pautas y herramientas para mejorar su calidad de vida, además de una sesión informativa de contenido jurídico con información administrativa, legal y jurídica que pueda estar vinculada con el proceso de cuidado de sus familiares.

La continuidad en los grupos de atención con sesiones de autoayuda es una de las novedades de esta nueva convocatoria, manteniendo el contacto entre las cuidadoras, los cuidadores y los profesionales.

Perfil

La edad media de los cuidadores es de 66 años. El 74% de las participantes son mujeres frente al 26% que son hombres. El 50% de las y los participantes cuidan de su cónyuge, seguido de un 32% de hijos e hijas que se ocupa de la atención de sus progenitores.

Merece la atención destacar que el 42% de estos/as cuidadores/as se encuentra al cargo de familiares que presentan deterioro físico y cognitivo, lo que genera un mayor nivel de sobrecarga.

La mayoría de las personas que han participado desde 2004 en este programa evalúan positivamente los resultados del mismo ya que encuentran más habilidades para afrontar la situación de cuidado desde la perspectiva de su propio bienestar.

Deja un comentario