El Centro de Transfusión de Madrid alargará la vida de plaquetas con la inactivación de patógenos

El Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid someterá a proceso de inactivación de patógenos el 25% de las unidades de plaquetas producidas y distribuidas a partir de las donaciones de sangre.

Este proceso permitirá alargar la vida de las plaquetas inactivadas de 5 a 7 días contribuyendo a cubrir las necesidades, especialmente en periodos festivos, en los que suele haber descenso de donaciones.

Actualmente, los estándares técnicos en medicina transfusional establecen la caducidad de las plaquetas en cinco días a partir de la fecha de la donación de sangre. Esta limitación se debe a las condiciones de conservación de este componente sanguíneo, a 22º de temperatura. A partir de ese periodo aumenta la posibilidad de proliferación de bacterias y otros patógenos.

El Centro de Transfusión produce y distribuye a partir de las donaciones de sangre en torno a 45.000 unidades de plaquetas al año. El sistema de inactivación de patógenos se aplicará al 25%, en torno a 11.000 que cubrirán los objetivos mencionados. Con el resto seguirán aplicándose los criterios de seguridad transfusional establecidos en 5 días de caducidad.

Para la provisión de este servicio se convocó un concurso público adjudicado el 14 de septiembre a la empresa Cerus quien suministrará durante dos años su sistema de inactivación Intercept por un coste total de 1.258.400 €.

 

Deja un comentario