El Ayuntamiento de Madrid instalará progresivamente desfibriladores en los espacios públicos de la ciudad

  • Se aplicará de manera gradual el decreto de la Comunidad de Madrid que regula la instalación de estos aparatos fuera del ámbito sanitario.
  • Se realizará un extenso programa de formación a los trabajadores para que puedan realizar un uso adecuado y eficaz de estos dispositivos. De esta formación se encargarán los profesionales de SAMUR-PC.
  • Un firme objetivo del Área de Salud, Seguridad y Emergencias es tener una ciudad cardioprotegida, para lo cual mejorará y aumentará la red de desfibriladores semiautomáticos fijos y móviles.

El Ayuntamiento de Madrid llevará a cabo a través del Área de Salud, Seguridad y Emergencias una instalación progresiva de desfibriladores en los espacios públicos de la ciudad para adaptarse al decreto de la Comunidad de Madrid que regula la instalación y utilización de desfibriladores externos fuera del ámbito sanitario.

El  primer objetivo del Consistorio será la implementación de estos aparatos en los centros municipales donde todavía no están para progresivamente extenderlo a otros puntos de la ciudad.

Este proceso irá acompañado de la formación de los trabajadores municipales para que puedan realizar un uso adecuado y eficaz, labor de la que se encargarán los profesionales de SAMUR-PC. De hecho, uno de los objetivos del Área de Salud, Seguridad y Emergencias es ofrecer un espacio cardioprotegido para las personas que viven en la ciudad, así como aquellas que la visitan y pasan por ella, para lo que cuenta tanto con SAMUR-Protección Civil como con otros servicios municipales.

Desde la Dirección General de Emergencias y Protección Civil, y articuladas desde SAMUR-Protección Civil como servicio de emergencias extrahospitalarias de la Ciudad de Madrid, se impulsarán una serie de acciones:

– Creación de una red de desfibriladores semiautomáticos fijos y móviles que permitan cardioproteger nuestra ciudad. Esta red tendría un carácter doble. La red fija permitirá ampliar la existente, adaptándose al decreto e incluso llegando a más espacios. En la actualidad se cuenta con DEA (Desfibrilador Externo Automático) en polideportivos municipales, intercambiadores, estaciones, mediante columnas de rescate (DEA conectados con el 112 que avisan al sistema cuando son descolgados de su soporte, detectando precozmente su uso y permitiendo la activación precoz del servicio de emergencias, en esta caso SAMUR) o bien desfibriladores independientes en lugares públicos.

Por otra parte, la red dinámica estaría comprendida por los dispositivos disponibles como dotación obligatoria en los vehículos asistenciales de SAMUR-PC y vehículos sanitarios de otras entidades. En la actualidad, la atención a la parada cardiorrespiratoria (PCR) tras la detección por parte del testigo cualificado (primer respondiente) o no (alertante) en las calles de Madrid o lugares públicos es atendida por SAMUR-PC que garantiza un tiempo de respuesta medio de 7,30 min. Es decir, en 7:30 minutos de media situamos un monitor desfibrilador con equipo médico en cualquier punto de la ciudad, con una tasa de recuperación no presencial superior al 20%.

El Ayuntamiento está procediendo en estos momentos a la adquisición de este equipamiento para los  vehículos y Parques de Bomberos, un proyecto similar al que hará con Policía Municipal. Además, contando con el apoyo del Foro de empresas, SAMUR-PC junto con EMT tiene previsto poner en marcha el Proyecto CARDIOMAD que implementará DEA móviles (dispositivos en los autobuses urbanos), haciéndolos más accesibles a la ciudadanía. Además, se hará una formación progresiva de toda la plantilla de conductores de la EMT en técnicas de RCP básica y DEA.

– Formación a la población en RCP y desfibrilación semiautomática. Desde SAMUR-Protección, en su Carta de Servicios, se ha establecido “formar a la ciudadanía para que sea capaz de enfrentarse inicialmente a situaciones de emergencia sanitaria, así como a los primeros respondientes y profesionales de salud para su especialización en la materia”.

En este sentido, en los 25 años de existencia de SAMUR-PC se han formado 300.000 personas en técnicas de reanimación cardiopulmonar lo que supone un 9-10 % de la población de Madrid. El resultado de todo este esfuerzo formativo está en el hecho de que, actualmente, un 30% de las PCR atendidas por este servicio están siendo asistidas, a la llegada de sus ambulancias, por ciudadanos o primeros respondientes (policías, vigilantes, etc). Con esto se favorece mucho las posibilidades de recuperación de pulso y de estado neurológico de las personas atendidas.

– Creación de una red compartida de información sobre dispositivos disponibles y alertas. Como parte esencial del proyecto de ciudad cardioprotegida, y en concreto en el proyecto CARDIOMAD, está interconectar los dos aspectos anteriores (herramienta y personas) a través del desarrollo de una aplicación que permita mantener una red de información abierta  a la ciudadanía sobre los  dispositivos DEA de acceso público próximos disponibles, así como la de alertar, a los posibles rescatadores, tanto de sucesos susceptibles de su apoyo, como de la existencia de una PCR en las proximidades través de una aplicación. Esta aplicación será de descarga libre para los ciudadanos, e incorporará consejos sobre cómo proceder.

Se prevé, por último, una campaña de información y divulgación de todos estos aspectos. Con todas estas acciones, muchas de ellas ya puestas en práctica desde los inicios del SAMUR- PC, se pretende ampliar la capacidad cardioprotectora de la red de asistencia municipal y, en definitiva, hacer de Madrid cada vez más una ciudad cardio protegida.

Deja un comentario