La exposición “Posición Jaca: la Alameda durante la Guerra Civil” presentará su catálogo este viernes

Fotografías, documentos originales y planos históricos, todo ello apoyado sobre una minuciosa investigación, forman parte de la muestra Posición Jaca: la Alameda durante la Guerra Civil.

Su comisaria es Mª Isabel Pérez Hernández, doctora arquitecta y profesora en la Universidad Alfonso X el Sabio, cuyas investigaciones son el mayor referente para el conocimiento en todas sus vertientes del Jardín Histórico de El Capricho.

La exposición está organizada por el distrito de Barajas con motivo del 80 aniversario del establecimiento del Cuartel General del Ejército de Centro en la Alameda de Osuna. Cuenta con la colaboración de la Asociación Barajas BIC, el Archivo Histórico del Partido Comunista de España (PCE) y el Archivo Histórico Regional de la Comunidad de Madrid.

Posición Jaca

Durante la Guerra Civil, la Alameda de Osuna, que ya había sido declarado Jardín Histórico Artístico en 1934, vivió uno de sus periodos más convulsos y, al tiempo, determinantes para la historia de Madrid. Fue incautado poco antes de la contienda en favor del Socorro Rojo Internacional con el fin de crear un hogar infantil.

El recrudecimiento de la guerra y el avance del ejército nacional hacia Madrid obligaron a que el enclave fuera utilizado para funciones eminentemente militares. De esta forma, entre los meses de enero y marzo de 1937 quedó acuartelada en la Alameda la segunda brigada de carros de combate soviéticos T-26B, que tuvieron destacadas actuaciones en el frente en batallas como Jarama y Guadalajara.

La Alameda, debido a su relevancia, también fue una plaza clave durante el golpe del coronel Casado, ya en las postrimerías de la Guerra Civil, siendo durante los días 7 y 8 de marzo de 1939 escenario de violentos combates entre casadistas y comunistas.

Fue en abril de ese mismo año cuando se tomó la decisión de trasladar el Cuartel General de Ejército de Centro a la Alameda, que tomó el nombre en clave de “Posición Jaca”. Para la instalación del mando republicano se acometieron reformas en el Palacio de los Duques de Osuna, obras de superficie para servicio del personal y se construyeron varias instalaciones subterráneas para caso de bombardeo: refugio antiaéreo, polvorín y galería de escape, éstas últimas todavía existentes.

En las vitrinas y paredes de la sala de exposiciones del Centro Cultural Gloria Fuertes (Avenida de Logroño, 179) el visitante puede conocer más del pasado de este jardín histórico madrileño. El sábado 21 de octubre es el último día para visitarla.

Además, este viernes, 20 de octubre, a las 19:00h, se llevará a cabo la presentación del catálogo de la exposición.

Deja un comentario