El Museo Reina Sofía recibe la donación de cinco importantes esculturas de Pablo Gargallo

El Museo Reina Sofía ha recibido la donación de cinco piezas escultóricas del autor Pablo Gargallo (Maella, Zaragoza, 1881-Reus, Barcelona, 1934) por parte de su hija Pierrette Gargallo.

El acto de donación se ha formalizado en la sala 208 de la segunda planta del edificio Sabatini, que a partir de ahora albergará las piezas La main à la pipe (1920), Portrait d’Angel Fernández de Soto (1920); Jeune fille espagnole (1921), Main de l’elegante (1921) y Lévrier (Galgo) (1921).

Estas cinco obras estarán junto a otras ocho del artista zaragozano que ya formaban parte de la Colección, lo que supondrá una gran oportunidad para poder tener una visión de conjunto muy particular de su universo creativo.

El hecho de que en los cinco casos se trate de obras realizadas en chapa de plomo, material tan inusitado y dúctil como frágil, hace especialmente importante esta donación al Reina Sofía.

Todas las piezas son testimonio de los logros plásticos alcanzados por Gargallo en el trienio 1920-23, que anuncian una serie de continuos descubrimientos revolucionarios para el futuro de su obra en particular, y de la escultura en general.

La relevancia de esta donación de la familia de Pablo Gargallo radica en la calidad, el material y la técnica de las piezas, realizadas cuando el artista estaba ya considerado uno de los más importantes escultores de su época, y que al tratarse de piezas únicas, son de mayor interés que los ejemplares en bronce.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario