Los vecinos de Vallecas cuentan “su” Madrid en la película colaborativa “Sinfonía de verano”

Calles vacías, abandonadas temporalmente por sus transeúntes durante el verano madrileño, gente llevando y trayendo maletas, en ese ir y venir propio de la época estival, personas charlando en las terrazas, otras disfrutando de conciertos, incluso alguna durmiendo la siesta…

Estas son algunas de las imágenes con las que los madrileños han querido contar su particular modo de ver la ciudad en la película colaborativa ‘Sinfonía de Verano. Retrato de una ciudad’, que ayer se estrenó, dentro de la programación de los Veranos de la Villa, en el auditorio de la plaza Ángel Francés, en Puente de Vallecas.

Alrededor de 800 propuestas se presentaron a la convocatoria abierta para realizar este film colaborativo, una invitación a todos los residentes en Madrid para convertirse en documentalistas de su propia ciudad en verano.

La película tiene una hora de duración, en la que narra a través de múltiples voces los diferentes momentos del día, desde el despertar hasta el anochecer.

En esta primera proyección, el film fue musicalizado en directo y de modo improvisado por el compositor Jorge Ramírez-Escudero (Hyperpotamus), que trabaja con su propia voz creando bucles sonoros.

El realizador de la cinta, Emilio Tomé, y sus colaboradores Moncho Fernández, Gonzalo Munilla y José Luis Baringo, han sido los encargados de seleccionar los vídeos recibidos para montar ‘Sinfonía de verano’.

Este proyecto se inspira en las sinfonías urbanas del cine de los años 20 y 30 del siglo pasado (‘Manhattan’, ‘Berlín: Sinfonía de una ciudad’, ‘A propósito de Niza’, ‘El hombre con la cámara de cine’) y su objetivo es ofrecer un relato múltiple de la ciudad del siglo XXI en la que sus habitantes puedan reconocerse.

Deja un comentario