El nuevo contrato de suministro de energía del Ayuntamiento de Madrid permitirá la entrada a PYMES

  • Cuenta con un presupuesto de 115,8 millones de euros para los dos próximos años.
  • La división en lotes y otras facilidades permitirán que se presenten más empresas del sector.
  • Se exige que toda la energía eléctrica sea de origen 100 % renovable y se clasifica a las empresas en función de las emisiones derivadas de su energía.



El próximo acuerdo marco de suministro de energía del Ayuntamiento de Madrid permitirá la entrada de pequeñas y medianas empresas y dará puntos a aquellas compañías que atiendan a situaciones de pobreza energética y garanticen suministro de electricidad de origen 100 % renovable. Entrará en vigor en 2018, al tiempo que se lanza un proyecto piloto de soberanía energética por medio del cual el Ayuntamiento adquirirá energía sin intermediarios para algunos de sus edificios.

El delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, y la directora general de Contratación, Begoña Fernández, han presentado este lunes, 24 de julio, los pliegos del nuevo contrato, que cuenta con un presupuesto de 115,8 millones de euros y supone un ahorro sobre la licitación anterior de electricidad de 5,7 millones de euros anuales.

El Ayuntamiento de Madrid es un gran consumidor de energía: sus edificios e instalaciones consumen a diario el equivalente a 50.000 hogares medios. La introducción de la contratación responsable y la apertura a pequeñas y medianas empresas es importante en un sector como el de la energía, como también lo es realizar avances frente al cambio climático y por la calidad del aire en la línea con el Plan A.



División en lotes

El acuerdo marco para 2018 y 2019 se divide en cinco lotes, haciendo posible el acceso a la licitación para las pequeñas y medianas empresas (PYMES). Una misma compañía podrá se adjudicataria de un máximo de tres lotes. Además se eleva el porcentaje de pago mediante cuotas mensuales desde el 80 al 90 %, lo que facilita el acceso a licitadores con menor capacidad financiera.

También se amplían los plazos para presentar ofertas respecto del mínimo exigido por la ley para facilitar la preparación de ofertas idóneas por los licitadores y fomentar la concurrencia.

Compromiso medioambiental

El contrato marco recoge la exigencia de que toda la energía eléctrica suministrada sea de origen 100 % renovable en consonancia con los compromisos recogidos en el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático.

Se incorpora el etiquetado de la electricidad como criterio de adjudicación. De este modo se clasifica a las empresas comercializadores en función de las emisiones que produce la energía que venden.



Lucha contra la pobreza energética

El lote que da servicio a edificios municipales en los que se ofrece ayuda a personas consumidoras vulnerables en riesgo de pobreza energética da prioridad a las empresas que muestren compromiso en atención a las personas en situaciones de vulnerabilidad.

En dicho lote se valora, por un lado, la adhesión al convenio entre la Comunidad de Madrid y las empresas comercializadoras de energía eléctrica y de gas para la protección de los consumidores en situación de vulnerabilidad.

Los pliegos del contrato valorarán el asesoramiento a estos ciudadanos (en colaboración con los servicios sociales municipales) para ayudarles con medidas de eficiencia energética en sus viviendas, dentro de las competencias del Ayuntamiento de Madrid en defensa del consumidor.



Eficiencia energética y reducción de costes

Se contemplan también como criterio para la adjudicación las medidas de eficiencia energética. Entre esas medidas figura la corrección del factor de potencia, las operaciones de ajuste de potencia contratada a la demanda real y la obligación de disponer de una plataforma para la lectura remota de los contadores de alta tensión.

Para la adjudicación también se tendrán en cuenta las actuaciones dirigidas a la alfabetización energética y mejora de la capacitación profesional de empleados municipales. El propósito es mejorar el conocimiento de la ciudadanía madrileña y de la plantilla municipal sobre el suministro de energía y las energías renovables.

Otras medidas innovadoras son, por ejemplo, la obligación de que el adjudicatario envíe la facturación a través de un servicio web similar al que utiliza la Administración General del Estado; la obligación de disponer de una Oficina Virtual para poder consultar los contratos y facturas, y tener una plataforma para la lectura remota de los contadores de alta tensión.



Proyecto piloto de compra directa

También en 2018 el Ayuntamiento de Madrid lanzará un proyecto piloto de compra directa de electricidad para algunos de sus edificios, prescindiendo de empresas intermediarias y ajustando el consumo exactamente a las necesidades reales.

Se desarrolla ya un diagnóstico de los puntos de suministro que puedan incorporarse al proyecto, que deben ser instalaciones con un consumo eléctrico estable y predecible. Entre 5 y 10 edificios pasarán a formar parte del programa piloto con el que se prevé un ahorro en la factura de la luz cercano al 7 %.

Documento en PowerPoint de la presentación del contrato de energía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *