La EMT de Madrid compra 89 autobuses adicionales para 2017 y 2018

  • Por primera vez en la historia de la EMT, entre los vehículos adquiridos se encuentran 15 autobuses eléctricos.
  • Cuentan con los últimos avances en materia de seguridad, accesibilidad y sostenibilidad. Sus emisiones son muy bajas o nulas.
  • Disponen de un innovador sistema de información a bordo y cuentan con doble plataforma para el viaje simultáneo de dos sillas de ruedas.



La Empresa Municipal de Transportes y el Ayuntamiento de Madrid han adjudicado un lote adicional de 89 unidades para el periodo 2017-2018 que se unirán a los 400 ya adjudicados para este bienio, de los cuales las primeras unidades ya han empezado a prestar servicio en las calles de la ciudad. Entre los 89 vehículos adjudicados, se encuentran, por primera vez en la historia de la compañía, 15 autobuses de propulsión eléctrica.

A los 200 vehículos nuevos adquiridos en 2016, con una inversión de 63,6 millones de euros, se sumarán en el bienio 2017-2018 un total de 489 autobuses más, de modo que en tres años se habrán adquirido 689 unidades, lo que supone la renovación de un tercio de la flota. Todos los autobuses adquiridos para estos dos años (excepto los 15 eléctricos) son vehículos propulsados por Gas Natural Comprimido (GNC) y, entre ellos, se incluye un lote de 14 articulados.



En 2017 se incorporan a la flota 80 autobuses Scania N-280, carrozados por Castrosua, y 120 autobuses Mercedes Citaro NGT. Asimismo, se prevé que a finales de año o principios de 2018 empiecen a prestar servicio los 15 autobuses eléctricos i2e del fabricante vasco Irizar.

Con este ambicioso plan municipal de renovación, la EMT y el Ayuntamiento de Madrid reducirán la edad media de la flota de los autobuses municipales de los 8,9 años actuales a 6,6 años en 2019. Paralelamente, se reducirá el plazo de amortización de los vehículos de los 15 años actuales a 13 años. Este horizonte permitirá lograr que en 2019 todos los autobuses municipales sean flota ‘verde’ o ‘limpia’, es decir, poco contaminante.

Los nuevos buses de GNC se distribuirán homogéneamente por cuatro de los cinco Centros de Operaciones con que cuenta la EMT (Sanchinarro, Fuencarral, Entrevías y Carabanchel). Las primeras unidades han empezado a prestar servicio esta semana en la línea 139 (Dehesa del Príncipe-Carabanchel Alto) y se irán incorporando a otras rutas en los próximos meses.

Apuesta eléctrica y ecológica



La novedad más importante es la incorporación, por primera vez, de 15 autobuses estándar de propulsión cien por cien eléctrica cuyas emisiones contaminantes son nulas.

Por su parte, los buses GNC –combustible que reduce un 75 por ciento las emisiones contaminantes respecto al diésel­– cumplen la más estricta normativa europea vigente en materia de emisiones lo que les confiere la etiqueta de autobuses ‘limpios’, ideales para circular por la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) de la ciudad y para seguir reduciendo la huella contaminante de la flota municipal. Con este lote de autobuses sostenibles y ecológicos, la flota de la EMT será completamente ‘limpia’ en 2019.

Las principales novedades de los nuevos vehículos se encuentran en seguridad y accesibilidad. En materia de seguridad, todos estos autobuses incorporan sistemas automáticos de extinción de incendios; en lo que se refiere a accesibilidad, todas las unidades dispondrán de plataforma central doble, lo que permite el viaje simultáneo de dos sillas de ruedas. Asimismo, los nuevos buses incorporan las últimas novedades tecnológicas (cargadores USB para dispositivos móviles, WiFi y pantallas de información multimedia) y de confort para los usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *