La 58ª Marea Blanca se concentrará este domingo frente al Ministerio de Sanidad en Madrid

Como desde hace más de cuatro años y medio, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública (MEDSAP) organizará este domingo 16 de julio, tercer domingo del mes, una nueva Marea Blanca “contra el deterioro de nuestro sistema de salud”. Con el lema “¡Sanidad pública, sin recortes ni caridad!” la 58ª Marea Blanca tendrá lugar a las 12:00 ante la sede del Ministerio de Sanidad del Paseo del Prado de Madrid.



El lema hace referencia a la mediática donación realizada hace unas semanas por el empresario Amancio Ortega, “cuestión que no nos parece aceptable, ni conveniente”, indica la MESDAP en su sitio web, antes de argumentar que “queremos que esos millonarios sean fiscalizados como corresponde y que paguen tantos impuestos como corresponda, según sus altísimos beneficios, impuestos que a su vez podrán dedicarse a las necesidades comunes, entre ellas, las sanitarias”.

Ha llegado el verano a la Comunidad de Madrid y, con él, “el cierre de camas en nuestros hospitales con la excusa de la salida vacacional de miles de madrileños y madrileños hacia otros lugares”. El problema, denuncia la mesa, “de la que forma parte la FRAVM, es que del total de camas que cierran cada año, un porcentaje no vuelve a abrirse tras el verano, por no hablar del insuficiente número profesionales para atender la demanda estival y de las habituales carencias en Urgencias. Recordemos que en 2014 España disponía de 3 camas por cada 1.000 habitantes y Madrid de 2,9 camas/1.000 habitantes, una cifra que hoy es menor, cuando la media de la Unión Europea es de 5,21 camas/1.000 habitantes”.



“A pesar de estas cifras, y de que la lista de espera para cirugía o pruebas alcance hoy los 115 días en España, lo que supone 32 días más que en 2016 y 700.000 personas afectadas (90.000 en la región madrileña) -a tenor de la MESDAP- parece claro que ni el Ministerio de Sanidad ni el Gobierno autonómico están dispuestos a subsanar los errores de sus políticas: no van a recuperar los casi 60.000 trabajadores perdidos, ni a eliminar la precariedad laboral, ni a devolver la calidad asistencial, ni a restituir las camas eliminadas”.

“Y mientras la sanidad pública continúa su deterioro, estas administraciones benefician a las grandes empresas del sector privado (como Quirón-Capio o Frenesius), externalizando la gestión de centros y todo tipo de servicios, es decir, desviando dinero público a la sanidad privada”, denuncian.

Por todos estos motivos, la MESDAP, después del exitoso “abrazo colectivo” al Hospital Público de Móstoles del mes pasado, vuelve a salir a la calle este domingo con una concentración ante el ministerio que dirige Dolors Montserrat.




 

Deja un comentario