El Hospital de La Paz inicia una campaña para promocionar hábitos saludables entre sus trabajadores

El Hospital de La Paz ha iniciado el programa Bienestar Corporativo con el objetivo de conseguir un “hospital saludable” mediante el fomento de hábitos saludables entre sus profesionales. Para ello, la Dirección de Recursos Humanos ha preparado, en una primera fase, tres actividades concretas a desarrollar a lo largo de los próximos meses. La primera es la celebración del “Día del agua” en el hospital, centrada en una correcta hidratación.




El Hospital Universitario La Paz  quiere fomentar los hábitos de vida saludables no sólo entre los pacientes que a diario acuden al centro, sino también entre aquellos que a menudo sirven de referencia para ellos, los profesionales. Así, desde la Dirección de Recursos Humanos se ha puesto en marcha el programa Bienestar Corporativo: Tu salud, nuestro mejor logro con el que se persigue un hospital más saludable. El programa está basado en tres actividades que se desarrollarán a lo largo de los próximos meses, la primera de ellas sobre la hidratación.

La OMS, recomienda beber de 1.5 a 2 litros de agua al día, lo que equivale a diez vasos, por ello, el hospital ha organizado una serie de acciones concretas promoviendo la correcta hidratación de sus trabajadores. Así, durante varios días se han lanzado mensajes explicando la importancia de la hidratación, se ha habilitado un espacio propio para esta campaña en la intranet del centro y se ha hecho entrega al personal, en los tres turnos, de una botella de agua de medio litro y un marcapáginas para libros en el que se ofrecen los principales consejos para mantener una correcta hidratación.




Importancia del agua
La campaña ha destacado la importancia del agua, ya que beberla es la mejor manera de hidratarse. El agua es el componente principal e imprescindible del cuerpo humano y aunque entre el 50-60% de nuestro peso corporal es agua -cantidad que varía en función del sexo, la edad y la composición corporal-, no tenemos reservas, por ello, cada día hay que reponer la que se pierde a través de la orina, heces, piel, sudor, etc. Las infusiones y bebidas refrescantes sin azúcar/acalóricas así como  una dieta rica en frutas y verduras también es una alternativa saludable.




Para la gran mayoría de la población, la sed es la señal que indica que necesitamos beber agua, aunque en los pacientes, las personas ancianas y bebés la sensibilidad a la sed disminuye por lo que hay que programar la ingesta de agua. Determinadas situaciones hacen necesario ingerir más agua de la habitual como la fiebre, altas temperaturas, ejercicio, vómitos, diarrea etc.

 

Deja un comentario