Andrea Levy: “El independentismo está llevando al límite a las Instituciones catalanas”

El independentismo ha sido el tema central del último Aula de Formación del PP de la Comunidad de Madrid celebrado en Génova que ha contado con la participación de la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy. La diputada popular ha asegurado que al Nacionalismo “se le ganará en las urnas para evitar que sea una opción política para aquellos que quieren vivir en una sociedad de progreso para las próximas generaciones”.




El Nacionalismo y el consiguiente independentismo al que se enfrenta la sociedad española se han convertido en “la cuestión más importante a la que se enfrenta la política nacional”, para la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP y diputada nacional. Levy asegura que el Ejecutivo Catalán está “lanzando un órdago, un chantaje, está desafiando a la Gobierno de la Nación”.

Es por ello que “como catalana me siento orgullosa y como española de la posición adoptada de firmeza por el Gobierno de Mariano Rajoy”. Levy ha reconocido que mantener un “discurso firme y contundente frente a los que creen que las sonrisas amables les van a generar más simpatía ante sus propuesta de independentismo, es difícil”, pero que es sano para la Democracia que el PP “mantenga siempre la misma posición de fortaleza, sin titubeos, como elemento identificador de singularidad, frente a la unidad de España”.




Para la diputada “no se trata de enfrentar identidades y sentimientos” sino de que “todos juntos sumemos”, por lo que considera innecesarias “las explicaciones sobre lo que es la Nación española de Patxi López o Pedro Sánchez, porque la Patria son sentimientos y emociones”.

Levy ha subrayado también que hacer política con las identidades es “altamente inflamable, cuando uno marca líneas divisorias, cuando uno  generar culpables, o busca hacer una política a la contra de otros, a base de frustraciones por odiar y querernos distinguir lo que se acaba encontrando son escombros del fracaso”.

En este sentido, la diputada ha recordado que los políticos deberían haber “aprendido la lección del siglo XX con respecto al Nacionalismo”, al incidir sobre los resultados obtenidos que “hicieron política con la exaltación de las identidades con la búsqueda de fronteras inmateriales a partir de lo que se siente, y que acabaron siendo los peores tiranos, dictadores sembrando tragedia y miseria a su alrededor”.

Cataluña, desde el 2010, “está inmersa en una deriva en espiral que genera no solo división sino también agotamiento, frustración y pérdida de oportunidades. Llevamos más de seis años en los que solo se busca una forma de hacer política que es la de no dar cuentas, de no responsabilizarse de la propia gestión y recibiendo una intoxicación como si de una bruma se tratase a través de un sentimiento de odio y también a través de falseamientos de la historia y la realidad, que en mi opinión hemos tardado en desmentir”. ha añadido.




Para Levy, la sociedad catalana “necesita una recomposición de los afectos por parte de la sociedad española. Hay que reconducir los afectos para mantener el espíritu nacional, de conjunto y no consentir que otros digan que nuestra historia es una historia de drama, de fracaso y melancolía, sino una gran historia de superación”.

Por ello, ha reconocido el esfuerzo realizado por el Gobierno español “dando una respuesta inmediata y directa a las acciones del Gobierno de la Generalitat”, al tiempo que ha señalado que “el Estado de Derecho funciona y la razón acabará imponiéndose”, en referencia a las artimañas de los independentistas para “imponer su voluntad”.

Asimismo ha indicado que “no puede haber impunidad para aquellos que incurren en ilegalidades poniendo en riesgo los derechos y libertades y las garantías democráticas en Cataluña y llevando a las instituciones catalanas al límite” .

También se ha referido al nulo apoyo internacional que el independentismo ha tenido “buscan  la complicidad de cualquier potencia internacional para reforzarse, y eso no lo han encontrado. Les han cerrado las puertas en todos los países a los que han ido, gastando muchísimos recursos en ello”. Además, ha criticado que parte de la clase política “haya jugado con la excitación de las identidades”, por lo que ha solicitado a los asistentes “que nos apoyéis en la reconstrucción de los afectos”.

Andrea Levy ha recalcado que el Nacionalismo “no deja de ser un colectivismo sentimental profundamente antiliberal, porque coarta la libertad individual para dárselo a un poder político” y ha reprochado el apoyo que recibe de algunas personalidades cómo Carmena “un aliado que, como ellos, utilizan el discurso populista y victimista para hacer políticas basándose en el dolor ajeno”.




Parafraseando a Jeferson Levy ha recordado que “el precio de nuestra Democracia es la extrema vigilancia permanente” al tiempo que ha indicado que “hacer política en Cataluña quema a la velocidad del rayo porque estamos sometidos al constante acecho del independentismo para tratar de sacarnos del mapa político”.

La vicesecretaria de Estudios y Programas ha aclarado que la postura, “aparentemente dura y agresiva del PP en Cataluña” se debe a que “constantemente nos ponen contra las cuerdas, en situaciones incómodas tratando de hacer creer a los ciudadanos que el PP no forma parte de Cataluña”, y en la que otras opciones políticas como Ciudadanos “con la piel más fina, se sienten más cómodos atacando al Gobierno de España que no al Gobierno de la Generalitat” lo que lo contribuye “al beneficio de los independentistas y a los de Podemos”.

Levy se ha mostrado contundente al señalar que “la liquidación del Estado del Derecho, si se abriese la puerta por Cataluña, se extendería al resto de España”, por eso en esta ocasión y a tenor de lo acontecido en las elecciones del 9N “el Gobierno español está actuando con mayor vigilancia basándose en la jurisprudencia creada”.

Por último Levy ha pedido a los asistentes que “no nos radicalicemos, ni dejemos que el miedo” tenga una respuesta “con violencia porque sería la manera ideal para justificar su relato argumentando que somos un Estado que impone, coacciona y que va a crear hostilidades en la sociedad catalana, cuando son ellos los que están llevando al límite a las instituciones catalanas para imponer su voluntad”.




Es por ello que Levy ha pedido al nuevo secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez que evite hacer guiños al independentismo “porque con ello su indefinición ideológica sobre lo que es España les envía un salvavidas”, y que se ponga del lado del Gobierno de la Nación.

En este sentido Levy ha señalado que el PP está llevando a acabo una campaña en Cataluña llamada: La España Valiente, con la que “queremos defender la unidad del Estado y evitar que se resten oportunidades a los catalanes”.

Por último ha indicado que “hay que evitar que el Nacionalismo no sea una opción política para aquellos que quieren vivir en una sociedad de progreso para las próximas generaciones, ganándole en las urnas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *