Las pastelerías de Madrid fabricarán más de 4 millones de rosquillas en las fiestas de San Isidro

El dulce tradicional madrileño de las fiestas de San Isidro regresa estos días a las pastelerías de la Región, que ya están a pleno rendimiento para la elaboración de las típicas rosquillas del santo. Este año se prevé que los madrileños consumirán casi 4,2 millones de rosquillas, según los datos del sector. Las más vendidas son las ‘listas’ (50%). Les siguen las de Santa Clara (20%), las ‘tontas’ (15%) y las francesas (10%).




Madrileños y turistas podrán encontrar durante estos días su rosquilla preferida, entre las diferentes elaboraciones que presentan estos dulces en función de su acabado final, que es lo que las diferencia. Las rosquillas ‘tontas’ no van bañadas con ningún producto, mientras que las ‘listas’ están recubiertas con un azúcar ‘fondant’, generalmente de color amarillo. Las de Santa Clara están recubiertas con un merengue seco, originalmente blanco, y las francesas cuentan con un rebozado de granillo de almendra.

Este año, además, tienen sabor ‘solidario’, ya que la Asociación de Empresarios Artesanos de Pastelería de Madrid (Asempas) ha puesto en marcha la campaña ‘Rosquillas de San Isidro Solidarias’, con la que se quiere recaudar fondos para la Asociación Americana contra el Cáncer a través de la compra de rosquillas en los establecimientos artesanos adheridos a la campaña.




El viceconsejero de Economía e Innovación, Javier Ruiz, ha visitado el obrador de La Santiaguesa, un negocio familiar con 45 años de tradición puesto en marcha por el maestro pastelero Daniel Guerrero, quien hoy ha realizado una demostración de cómo se elaboran los distintos tipos de rosquillas de San Isidro.

Ruiz ha señalado que “este emblemático negocio es uno de los 2.000 establecimientos del sector pastelero de la Comunidad, que actualmente da empleo a más de 5.000 personas en nuestra Región”. El viceconsejero ha destacado “el impulso que desde la Comunidad se realiza hacia este sector, que se ha beneficiado de más del 10% del conjunto de ayudas destinadas a “poner en marcha o modernizar las pequeñas y medianas empresas comerciales”.




“A través de la línea financiera a comercios de Avalmadrid, este sector ha recibido casi dos millones de euros desde 2012 con el objetivo de financiar distintos proyectos en pastelerías y reposterías. Además, también se han destinado ayudas para la modernización e innovación de pequeñas y medianas empresas comerciales por un total de 70.000 euros”, ha destacado Javier Ruiz.

 

Deja un comentario