El Consejo de Madrid Calle 30 aprueba penalizaciones por incumplimientos contractuales

  • No existe red wifi, se detectan carencias en el mantenimiento del bypass y tampoco se ha instalado una red de comunicación avanzada con el centro de control.
  • Estos servicios se incluían en el contrato inicial de Madrid Calle 30 o en el modificado.
  • El pasado mes de noviembre el Consejo abrió seis expedientes, está pendiente la resolución de tres de ellos.




El Consejo de Administración de Madrid Calle 30 ha aprobado la imposición de tres penalizaciones derivadas de la falta de cumplimiento de compromisos contractuales. EMESA, socio privado de la sociedad mixta, deberá abonar 995.000 euros por los incumplimientos detectados en la instalación de una red wifi, de otra red de comunicaciones y de servicios de mantenimiento.

El pasado mes de noviembre el mismo órgano abrió seis expedientes de penalidades. Se inició entonces el plazo para la presentación de informes y alegaciones que ha concluido esta semana en tres de los expedientes.

En la primera resolución se hace referencia a carencias de inspección, mantenimiento e inventariado de los apoyos del bypass. En el contrato modificado de 2007 se incluyó una partida para la inspección especial y mantenimiento de esas instalaciones por la que el Ayuntamiento de Madrid ha abonado más de 3 millones de euros. No se detecta ningún riesgo de seguridad, pero sí un incumplimiento de contrato.

La segunda resolución se refiere a la falta de instalación de la red wifi en la totalidad del anillo que estaba incluida en el contrato inicial. Este servicio de mejora sería beneficioso para trabajadores y usuarios, pero no se ha prestado.




En el caso de la tercera resolución se apunta a la falta de instalación de una red de comunicación PDH que mejoraría sustancialmente el sistema de gestión de comunicaciones entre las instalaciones de la infraestructura y el centro de control.

La totalidad de las penalidades asciende a 995.000 euros correspondientes a los 375.000, 320.000 y 300.000 de cada una de esos incumplimientos.

Madrid Calle 30
Madrid Calle 30 está participada por el Ayuntamiento de Madrid, que tiene el 80% del capital, y por un socio privado, EMESA, que cuenta con el 20% restante. La compañía privada está formada por Ferrovial Servicios SA, Dragados SA y API Conservación S.A.

Madrid Calle 30 se creó en 2004 y, a finales de ese año, el Pleno del Ayuntamiento de Madrid acordó modificar la forma de gestión del servicio, que pasaba de directa a indirecta a través de una sociedad de economía mixta. En agosto de 2005 se adjudicó el concurso a favor de EMESA. Tras la concesión quedó establecido el modelo económico financiero que había que cumplir durante la vida del proyecto, hasta el año 2040.




Comisión de investigación
El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó la creación de una comisión de investigación acerca del modelo de gestión de Madrid Calle 30. El próximo mes de junio tendrá lugar la primera sesión de trabajo a la que serán llamados a comparecer cargos políticos, técnicos y representantes de la sociedad civil.

Deja un comentario