Los alcaldes de Madrid y de Rivas acuerdan la colaboración de sus policías en la Cañada Real

  • El convenio se enmarca en el Pacto Regional por la Cañada que muy pronto ratificará la Asamblea de Madrid y en el que han participado Madrid y Rivas.
  •  Habrá un mejor y mayor intercambio de información entre ambos cuerpos y la acción conjunta frente a construcciones ilegales, vertidos o quemas de basura.




Manuela Carmena y Pedro del Cura, regidores de Madrid y Rivas, respectivamente, han firmado esta mañana, miércoles 5 de abril, en la sede de la alcaldía de Madrid, un convenio para mejorar la eficacia de sus cuerpos de policía en las intervenciones que realizan en Cañada Real. Ambos municipios comparten límites territoriales en los sectores 3, 4 y 5 de este asentamiento de infraviviendas, uno de los mayores focos de exclusión social e ilegalidad del país.

La ratificación de este acuerdo coincide con una etapa de estrecha colaboración entre ambas administraciones locales y se enmarca en la inminente firma del Pacto Regional de Cañada Real consensuado entre Coslada, Madrid y Rivas, la Comunidad de Madrid y todas las fuerzas políticas representadas en la Asamblea regional.




El convenio firmado hoy viene a facilitar la cooperación entre las policías de ambos municipios, de modo que a partir de ahora se atenderán con mayor eficacia las tareas preventivas, de inspección y denuncia en materia de protección de la ordenación del territorio, medio ambiente y urbanismo.

Tres veces en un año

Esta es la tercera vez que Manuela Carmena y Pedro del Cura se reúnen en el transcurso de doce meses. En las dos reuniones anteriores, Cañada Real siempre fue una de las cuestiones centrales. Entonces, como ahora, se propusieron acciones conjuntas que faciliten soluciones al grave conflicto social, medioambiental, urbanístico y de seguridad en el que se ha convertido Cañada  Real desde hace medio siglo.




La propia irregularidad del asentamiento, sus características territoriales, morfológicas y de Infra urbanización, así como la existencia de focos localizados de delincuencia, han obligado a ambas administraciones públicas a aunar esfuerzos y coordinar actuaciones, evitando duplicidades y dotando de eficacia a las intervenciones de los agentes de la Policía Local de Rivas y de la Policía Municipal de Madrid.

Los delitos que se combatirán ahora con mayor facilidad son la quema de basuras o la aparición de nuevos vertederos ilegales. El convenio fija la realización conjunta de campañas sobre promoción y protección de la salud pública, prevención de actos delictivos y control de la legalidad urbanística y medio ambiental. También se realizarán, de manera conjunta, actuaciones formativas en las materias citadas.

Deja un comentario