El Ayuntamiento de Madrid prohibirá circular a las motos por el carril bus del Paseo de la Castellana

  • La medida empezará a aplicarse desde el día 26 de marzo.
  • Para adaptar el carril al nuevo uso, los días 24, 25 y 26 se realizarán los trabajos de modificación de la señalización vertical y horizontal.
  • En el citado carril se han producido numerosos accidentes debidos, en su mayoría, a la interferencia entre los vehículos que desde el tronco giran a la derecha y los que circulan por el carril reservado.




A partir del día 26 de marzo, con el fin de mejorar la seguridad vial, no podrán circular ciclomotores y motocicletas por el carril reservado del Paseo de la Castellana, entre Joaquín Costa y la Plaza de Castilla, quedando permitida exclusivamente la circulación a autobuses y taxis ocupados. La medida se considera urgente para poner freno a la siniestralidad.

En el citado carril reservado, se han producido numerosos accidentes de tráfico debidos, en su mayoría, al conflicto entre el giro a la derecha realizado desde el tronco y los vehículos que hasta ahora podían circular por dicho carril: autobuses, taxis ocupados y motos. Más concretamente con estas últimas porque su diferencia de volumen con respecto al resto de vehículos dificulta su visibilidad.

Para adaptar el carril al nuevo uso, los días 24, 25 y 26 (fin de semana, para afectar lo menos posible al tráfico) se realizarán los trabajos de modificación de la señalización vertical y horizontal. Además, aprovechando esta actuación, se va a mejorar la visibilidad en las intersecciones de la plaza de Lima, la intersección del paseo de la Castellana con General Yagüe y la plaza de Cuzco.




Situación actual
El Paseo de la Castellana soporta una intensidad media diaria de alrededor de 60.000 vehículos. Una intensidad también muy elevada en las intersecciones que se suceden a lo largo de su trazado.

El carril reservado a bus, motos y taxis ocupados recorre el Paseo de la Castellana, entre la calle Joaquín Costa y la Plaza de Castilla en ambos sentidos. Por este carril que está físicamente separado del resto de tráfico circulan 5 líneas de autobús de la EMT.

La singular configuración de la vía y carril reservado genera situaciones conflictivas desde el punto de vista de la seguridad vial, principalmente cuando un vehículo que circula por el tronco del Paseo de la Castellana pretende cambiar de dirección girando hacia su derecha, momento en el que su trayectoria interfiere con los vehículos que circulan por el carril bus de la plataforma segregada. En esta maniobra, y agravado por la dificultad de visibilidad de los vehículos provenientes del tronco, se vienen produciendo colisiones entre los que desean girar y los usuarios del carril reservado, principalmente motos.




Los antecedentes de la Unidad de Atestados de Tráfico de la Policía Municipal identifican, por la frecuencia de accidentes con ciclomotores y motocicletas implicadas, la intersección con la calle General Yagüe y la Plaza de Cuzco como los principales puntos de conflicto entre el giro a derecha y el carril bus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *