El Ayuntamiento de Madrid aprueba la Oficina Antifraude con los votos en contra de Ciudadanos y PP





El Pleno municipal ha aprobado hoy el proyecto de reglamento orgánico, que a contado con el voto a favor de Ahora Madrid y PSOE, mientras que PP y Ciudadanos han votado en contra.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado hoy, viernes 23 de diciembre, el proyecto de reglamento orgánico que culminará con la creación de la Oficina Municipal contra el Fraude y la Corrupción, “con el objetivo de prevenir y erradicar este tipo de prácticas en el seno del Ayuntamiento de Madrid, a la vez que pretende que la ciudadanía recupere la confianza en las instituciones”, según han defendido los proponentes.

Para Mauricio Valiente, edil de Ahora Madrid, se trata de “una herramienta para luchar contra la corrupción y el fraude”. En su intervención,  se ha referido en varias ocasiones a la portavoz popular, Esperanza Aguirre. “Esperanza, es por su bien”, ha dicho.

Por su lado, el concejal del Partido Popular, Percival Manglano, ha comparado a Manuela Carmena con una “sheriff, que imparte justicia en el Ayuntamiento” y a definido la Oficina como “sectaria e ilegal”. Además, ha denunciado que se “podrían producir falsos chivatazos” entre trabajadores de las diferentes administraciones públicas y ha afirmado, ya que “tiene fines políticos poco confesables”.




La portavoz del PSOE, Purificación Causapié, ha señalado que su grupo “apoya con firmeza la creación de una Oficina contra el Fraude y la Corrupción”, una medida que estaba en su programa y que debe servir para proteger “al Ayuntamiento y a todos sus funcionarios de conductas delictivas y presiones inaceptables”. Además, ha reprochado a Ciudadanos su papel “subalterno de la derecha”. “Dejen de proteger al PP y súmense a la tarea común de luchar contra la corrupción. Afrontemos de una vez este problema y dejen de poner frenos a la investigación de la corrupción en este Ayuntamiento”, y ha concluido con “o acabamos con la corrupción o la corrupción acabará con la democracia”.

Silvia Saavedra, edil de Ciudadanos, ha denunciado que la Oficina Antifraude “suspende el derecho a la confidencialidad e intimidad de los funcionarios” y que Ciudadanos no puede votar a favor de una oficina “cuyo único objetivo es señalar a los funcionarios y pisotear sus derechos”

Entre las funciones que tendrá esta nueva oficina municipal se encuentra la prevención e investigación de conductas en las que se usen o destinen fondos públicos de manera fraudulenta, situaciones de aprovechamientos ilícitos derivados de conductas que puedan comportar conflictos de intereses, o el uso particular de informaciones derivadas de las funciones propias del personal al servicio del sector público, entre otras.

Las denuncias contra este tipo de actos y actitudes podrán ser presentadas por cualquier persona que sea conocedora de este tipo de hechos. La forma de presentarlas podrá ser tanto de manera presencial como telemática, garantizando el anonimato de la persona denunciante, si así lo requiriese.




El ámbito de actuación de la citada oficina se extenderá al sector público municipal en el que se encuentra el propio Ayuntamiento de Madrid, los organismos autónomos, entidades públicas empresariales y las entidades de derecho público con personalidad jurídica propia, vinculadas o dependientes del Ayuntamiento de Madrid. Por otra parte, también podrá actuar sobre las sociedades mercantiles con un capital social superior al 50%, las fundaciones de iniciativa pública en las que participe mayoritariamente el Ayuntamiento y los consorcios adscritos al Ayuntamiento.

Organismo independiente

La Oficina Municipal contra el Fraude y la Corrupción diseñada por el Ayuntamiento nacerá como órgano independiente, con plena autonomía para el ejercicio de sus funciones y estará adscrita al Pleno del Ayuntamiento, en el que están representados todos los grupos políticos. Los órganos que la compondrán serán nombrados por el Pleno con mayoría cualificada.

Su estructura organizativa estará formada por un órgano de dirección, máximo responsable de la oficina, cuyo mandato no podrá exceder de cinco años, prorrogables una única vez y por el mismo periodo de tiempo, y un consejo asesor, que estará integrado por miembros de la sociedad civil.

Según las previsiones del Ayuntamiento, la oficina podría estar en funcionamiento en el mes de mayo de 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *