Madrid suscribe un convenio para mejorar la participación y la transparencia a través de la tecnología





Los ayuntamientos de A Coruña, Madrid, Santiago de Compostela y Zaragoza han firmado un convenio de colaboración para la puesta en marcha del proyecto “Plataforma de Gobierno Abierto, Colaborativa e Interoperable”.

El objetivo de este acuerdo es el desarrollo pleno de las políticas de gobierno abierto en las ciudades participantes basado en avances tecnológicos de los datos abiertos, la participación ciudadana y la transparencia. La inversión total del proyecto asciende a 2.090.461 euros, financiados por Red.es y los ayuntamientos participantes, en un 60% y un 40%, respectivamente.

El proyecto fue una de los seleccionados de la II convocatoria del programa “Ciudades Inteligentes de la agenda digital para España”, convocado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

El convenio se fundamenta en la apuesta decidida de los cuatro ayuntamientos participantes para crear una red de colaboración que permita, entre otras cosas, cocrear, codiseñar: servicios o procesos; diseñar indicadores para la evaluación continua de la “Plataforma de gobierno abierto” y de nuevas demandas y nuevos requerimientos; gestionar los datos, transparencia y participación por defecto; uso de estándares, normalización de vocabularios y estructuras de la información; aprovechar la  metodología y tecnología desarrollada e implementada; comunicar y formar sobre los nuevos desarrollos, servicios y procesos; intercambiar buenas prácticas; y, finalmente, crear sistemas de evaluación continua.




Tres ejes de acción

El proyecto “Plataforma de Gobierno Abierto, Colaborativa e Interoperable” se sustenta en tres ejes de acción:

  • Los datos abiertos y la consiguiente creación y despliegue de infraestructura tecnológica y el establecimiento de un conjunto de datos común, generación de documentación y ejemplos de uso.
  •  En el área de participación se potenciarán las propuestas ciudadanas, donde se incluye el diseño de procesos de participación, generación e implantación de ‘software’ de gestión de propuestas, ‘software’ de votación, sistema de gestión de votaciones, difusión y capacitación y evaluación de proceso.
  •  El último bloque se orienta a la transparencia, para lo que se crearán portales de transparencia enlazados con datos abiertos, procesos participativos para la definición de indicadores, portal de transparencia basado en datos abiertos y cuadros de mando.

Dentro del proyecto, está previsto que se lleven a cabo los servicios que favorezcan la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones de cada ayuntamiento, a través de una Plataforma de Gobierno Abierto que pueda ser desarrollada de forma conjunta para conseguir los siguientes objetivos:

–       Producir ahorros y mejoras de eficiencia en la gestión y prestación de los servicios públicos.

–       Impulsar proyectos de carácter innovador para las ciudades.

–       Fomentar la interoperabilidad con distintas administraciones y agentes, promover el acceso transparente y universal de los datos públicos de los servicios (tanto para su consulta como para su reutilización) por parte de ciudadanos, visitantes, profesionales y empresas, propiciando con estas actuaciones el crecimiento de la industria y el emprendimiento.

–       Presentar un potencial de reutilización o replicación en otras entidades, para lo que deberán apoyarse en estándares o contribuir al desarrollo y maduración de estándares.

–       Impulsar métricas para la medición de la satisfacción ciudadana y la de sus visitantes, en los ahorros de tiempos, la reducción de costes y la disminución de cargas administrativas.

–       Creación de espacios tecnológicos con entornos TIC interoperables, que permitan el desarrollo de proyectos cooperativos e innovadores que faciliten la experimentación, el desarrollo de aplicaciones, el intercambio de buenas prácticas y el uso compartido de herramientas tecnológicas.

–       Implantar los procesos de participación ciudadana, mediante la aplicación de las nuevas tecnologías.

El proceso tendrá una duración de 3 años en el que las ciudades colaborarán en el desarrollo de las actividades descritas, permitiendo que las experiencias que cada uno de los participantes ya ha puesto en marcha, puedan servir como punto de partida para el resto de ciudades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *