El Jardín Botánico de Madrid se suma al III centenario del nacimiento de Carlos III





El Real Jardín Botánico-CSIC participa en las exposiciones “Carlos III: proyección exterior y científica de un reinado ilustrado”, en el Museo Arqueológico Nacional, y “Carlos III y el Madrid de las Luces”, y del Museo de Historia de Madrid.

Con Carlos III (1759-1788) la ciencia y la técnica alcanzaron una estimación especial por, según sus propias palabras, su “utilidad”. Bajo su reinado se desarrollaron las ciencias naturales, con la creación del Real Gabinete de Historia Natural y el impulso del Jardín Botánico, las matemáticas y la física. Su notable formación cultural y humanista fue una poderosa palanca para que los hombres ilustrados de su época plantearan nuevas ideas sociales, trazaran modernos conceptos filosóficos y diseñaran revolucionarios métodos científicos.

El 17 de octubre de 1755, Fernando VI ordenó la creación del Real Jardín Botánico de Madrid, que se instaló en la Huerta de Migas Calientes, pero a partir de 1774, Carlos III dio instrucciones para su traslado al actual emplazamiento del paseo del Prado, donde se inaugura en 1781. Sabatini -arquitecto del Rey- y Juan de Villanueva al que debemos el Museo del Prado, el Observatorio Astronómico y otras obras- se hicieron cargo del proyecto.





En esos años se construyeron las tres terrazas escalonadas, se ordenaron las plantas según el método de Linneo -uno de los botánicos más importantes de la Historia- y se construyeron también la verja que rodea el Jardín, los emparrados y el invernáculo llamado Pabellón Villanueva.
Desde su creación, en el Real Jardín Botánico se desarrolló la enseñanza de la Botánica, y fue el centro director y supervisor de las grandes expediciones científicas a América y el Pacífico, en lo relacionado con la Botánica. Sus herbarios, dibujos y documentos sirvieron de base para describir nuevas especies para la Ciencia.

Ahora, cuando se cumplen trescientos años del nacimiento de Carlos III (20 de enero de 1716), varias instituciones y museos han producido distintas exposiciones y en dos ellas, las organizadas por el Museo Arqueológico Nacional y el Museo de Historia de Madrid, se ha solicitado la colaboración del Real Jardín Botánico, tanto para poner en valor este centro como su importancia científica e histórica.

La proyección exterior y científica de Carlos III

El Museo Arqueológico Nacional (MAN) presenta una exposición que revisa la figura del rey. “Carlos III. Proyección exterior y científica de un reinado ilustrado”,acoge un centenar de piezas pertenecientes a casi cuarenta instituciones españolas y extranjeras (procedentes de museos de Italia y del Reino Unido), algunas de ellas poco conocidas, prestadas por primera vez y restauradas para la ocasión. Entre ellas dos piezas cedidas por el Archivo del Jardín Botánico.

Se trata de un dibujo anónimo de la Cinchona sp. Rubiaceae, ”Quina carmín”. Una témpera sobre papel de la Flora de la Real Expedición Botánica  del Nuevo Reyno de Granada (1783-1816) y un óleo de José Celestino Mutis, obra de G.A Machado, copia del año 1882. La muestra, abierta ya al público hasta el 27 de marzo de 2017, se detiene en el impulso del Real Jardín Botánico de Madrid y la promoción de expediciones científicas de gran calado atendiendo a esa proyección científica y exterior de España.

La exposición del Museo de Historia de Madrid “Carlos III y el Madrid de la Luces” presenta un recorrido múltiple por las obras de los principales museos y entidades de la ciudad, entre ellos el Real Jardín Botánico, con el que sepretende mostrar la renovación operada en todos los aspectos de la vida madrileña durante el reinado de Carlos III.

Para esta muestra, el Jardín Botánico ha cedido ocho dibujos del Archivo y un paquete de cascarillas del Herbario. Entre ellas, el cacao, la vainilla, la quina, la papaya, la canela o el tabaco. Las piezas proceden de expediciones como la de Juan de Cuéllar a Filipinas (1785-1795), la Expedición Botánica de Hipólito Ruiz y José Pavón al Virreinato del Perú (1777-1788), Flora de la Real Expedición Botánica del Nuevo Reyno de Granada (1783-1816) y la  Real Expedición Botánica de Nueva España (1787- 1803).



“Carlos III y el Madrid de la Luces” se puede visitar ya hasta el 29 de abril y, además de la ciencia y la cultura, ofrece una detallada visión del urbanismo, la arquitectura, la política, la economía y la sociedad durante este reinado.

 

Deja un comentario