Mariano de la Paz Graells ya tiene su retrato en las paredes del Real Jardín Botánico de Madrid





Médico, naturalista, miembro fundador de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, de la que fue vicepresidente y presidente de su sección de Ciencias, e incluso senador, Mariano de la Paz Graells (Tricio, La Rioja, 24 de enero de 1809 – Madrid, 14 de febrero de 1898) ya tiene su retrato que cuelga de las paredes del Real Jardín Botánico, centro investigador del CSIC del que fue su director entre 1857 y 1867.

La obra ha pasado a formar parte del patrimonio del Real Jardín Botánico, y por tanto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, cuyo Servicio de Patrimonio ha llevado a cabo las gestiones para que la donación pudiera llevarse a cabo.

Se trata de un óleo sobre lienzo realizado por el artista valenciano Alejandro Cabeza que ha donado la obra al Real Jardín Botánico. El centro ha aceptado y ha agradecido al autor la donación por tratarse de una obra de gran calidad y también por su interés, ya que Graells fue un significado director del Botánico.

Mariano de la Paz Graells, zoólogo, fue director del Museo Nacional de Ciencias Naturales y del Real Jardín Botánico entre el 7 de enero 1857 y el 23 de abril de 1867. Reformó la tercera terraza convirtiéndola en el plano de la Flor, y en la parte media construyó en 1859, enfrente del Pabellón Villanueva, una fuente terminada por el busto de Linneo y erigida en honor de los antiguos botánicos españoles, rodeándola de un estanque con plantas acuáticas.




Estufa de Graells

Además, encargó las estatuas de Quer, Cavanilles, Lagasca y Clemente que fueron terminadas en 1865 y se colocaron en sus pedestales en 1866. En 1858 instaló un zoológico de aclimatación dentro del Jardín que duraría hasta la primavera de 1869. Editó la primera guía del Jardín, El jardín botánico y zoológico de Madrid: paseo instructivo y recreativo para todos (1864).

Aquellos que visitan y conocen bien el Jardín saben que el Invernadero de las Palmas es conocido también como Estufa de Graells en reconocimiento a este científico. Su labor como entomólogo también fue muy destacada, al publicar unos 75 trabajos, describiendo especies nuevas entre la que destaca el magnífico lepidóptero Graellsia isabelae cuyo nombre científico deriva de su apellido.

Alejandro Cabeza, el autor. Licenciado en 1993 en la Facultad de Bellas Artes de San Carlos de la Universidad Politécnica de Valencia. Fue incluido en Diccionario de Artistas Valencianos del siglo XX (1999), en Artistas Valencianos del siglo XX (2000), en Artistas Valencianos Contemporáneos (1997) y en Artistas que dejan huella (2000). En 2001 la Diputación de Valencia publicó su libro de paisajes Luz Valenciana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *