El Ayuntamiento de Madrid recoge el Sello de “Ciudades Amigas de la Infancia” otorgado por UNICEF





La directora general de Familia, Infancia, Educación y Juventud, Charo Sanz, será la encargada de recoger, en nombre del Ayuntamiento, el Sello de Ciudades Amigas de la Infancia (CAI), otorgado a la ciudad de Madrid por UNICEF, en un acto que se celebrará esta tarde en el Palacio de la Magdalena de Santander.

Este reconocimiento, que se convoca cada dos años y para un periodo de cuatro, se concede a aquellos gobiernos locales que han trabajado en la defensa de los derechos de la infancia, cumpliendo con los principios de la Convención sobre los Derechos del Niño, a través de acciones específicas con enfoque para los más pequeños.

En este sentido, dentro de su labor por la defensa y cuidado de los más jóvenes, el Ayuntamiento de Madrid, que este año renueva su Sello CAI, ha aprobado recientemente el Plan Local de Infancia y Adolescencia de Madrid (PLIAM) para el periodo 2016-2019. Un plan que nace con la finalidad de que niñas, niños y adolescentes tengan sus necesidades atendidas y sus derechos garantizados en una ciudad que cada vez sea más amable, inclusiva y saludable con ellos.

reconocimiento-ciudades-amigas-de-la-infancia

Seis líneas de actuación y 167 medidas

Con el objetivo de fomentar la igualdad, la visibilidad y la autonomía de los más jóvenes en la ciudad de Madrid, el PLIAM se ha estructurado en seis líneas de actuación que recogen 167 medidas concretas.

Así, participación de la infancia y la adolescencia; violencias sociales, vulnerabilidad y resilencia; familia, educación y sociedad, estilos de vida saludables, ocio, cultura y deporte; entorno urbano saludable y seguro y gestión de la información y la calidad, componen la estructura de este Plan.

Entre las medidas existentes para desarrollar las diferentes líneas de actuación se encuentra la  Implantación de Comisiones de Participación de Infancia y Adolescencia (COPIA), la propuesta de visibilización y debate público sobre las violencias de las que son víctimas los menores; o el fomento de hábitos y pautas de relación que contribuyan al desarrollo de inteligencias múltiples y de una personalidad solidaria, equilibrada, crítica y propositiva, proactiva, creativa y emprendedora, entre otras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *