El Ayuntamiento de Madrid invertirá más de 3,6 millones de euros para la prevención y control del absentismo escolar





“Prevenir y controlar el absentismo escolar con la implicación y compromiso del núcleo familiar mediante la educación social”. Este es, según fuentes municipales, el objetivo del contrato de servicios para el desarrollo del Programa de Prevención y Control del Absentismo Escolar que ha autorizado la Junta de Gobierno de la ciudad de Madrid por un importe plurianual exacto de 3.648.028 euros. El contrato tendrá vigencia desde el 1 de enero de 2017 hasta el 31 de diciembre de 2018.

Este programa se lleva a cabo en los 21 distritos municipales a través de educadores sociales que diseñan un conjunto de actividades socio-educativas para prevenir y evitar el absentismo escolar de las alumnas y alumnos escolarizados en Educación Primaria y en Educación Secundaria Obligatoria, así como, con carácter preventivo, en Educación Infantil.

Desde el Ayuntamiento de Madrid se quiere conseguir “la asistencia regular a clase de todos las alumnas y alumnos madrileños en edad de escolaridad obligatoria (6-16 años), trabajando en el marco de un convenio de colaboración con la Comunidad de Madrid, el último suscrito en julio de este año”.

El nuevo contrato supone “una mejora en el personal y en la dedicación. En este programa se contará con 59 educadoras y educadores sociales que se distribuirán en función del número de escolares absentistas existentes en los 21 distritos municipales. Esto supone un incremento de 16 educadores más, además de aumentar el número de coordinadores de dos a tres”, explican desde el Consistorio.

Además, se incrementa el número de horas anuales de prestación del servicio por parte de los educadores, pasando de las 1.341 horas del contrato actual a 1.446 horas en el que entra en funcionamiento el 1 de enero.

Atención multidisciplinar
En la mayor parte de los casos detectados la falta de asistencia a clase suele ir asociada a una compleja situación familiar que requiere ser abordada desde una perspectiva multidisciplinar, con profesionales procedentes de los servicios sociales, de los centros educativos, agentes tutores de la Policía Municipal y entidades y asociaciones sin ánimo de lucro.

El programa desarrolla actividades preventivas mediante el diseño, planificación, ejecución y seguimiento de los proyectos dirigidos a favorecer la asistencia regular al centro educativo, implicando a toda la comunidad educativa (equipos directivos, profesorado, familias y alumnado).

Durante el proceso de intervención se trabaja en tres ámbitos: el familiar, el escolar y grupal. A nivel familiar se transmiten una serie de pautas que clarifiquen a los padres y tutores el derecho a la educación y la obligación de posibilitar la asistencia regular a los centros educativos, además de realizar un seguimiento de las mismas.

En el ámbito escolar, se realiza un seguimiento de la asistencia de los alumnos absentistas, mediante la recogida de información del centro u otra entidad que colabore en la materia, además de promocionar la participación de estos alumnos en actividades extraescolares y grupos informativos.

A nivel grupal, se promueve la integración en grupos de alumnos del centro o del distrito desarrollando actividades de motivación.

Por otro lado, es imprescindible la coordinación de los educadores con los distintos recursos socioeducativos que actúan en el distrito y su participación en todas las reuniones que efectúe la Comisión Técnica de Absentismo Escolar de distrito, como miembros permanentes de la misma.

Además, el contrato estipula que la entidad adjudicataria deberá organizar cada año una jornada o encuentro entre profesionales que tendrá por objeto profundizar y debatir sobre aspectos relacionados con el absentismo escolar.

Archivos multimedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *