La EMT “se vuelve a olvidar” del barrio de Fuencarral





El pasado mes de junio, el Pleno de la Junta Municipal de Fuencarral – El Pardo aprobó, por unaninimidad de todos los grupos políticos, una propuesta de la Asociación Vecinal La Unión de Fuencarral para conectar este barrio histórico con la estación de Cercanías a través de la modificación del trayecto de una línea de autobús. Se trata de una antigua demanda ciudadana que, a tenor de las últimas novedades de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), continuará guardada en un cajón.

Tal y como critica la A.V. La Unión de Fuencarral, “la propuesta ha sido totalmente ignorada por la empresa municipal, que el 13 de octubre lanzó una nota de prensa sobre mejoras en sus líneas de autobuses en la que no había ni rastro de la propuesta que se aprobó”. Esta instaba a la EMT “para que modifique una de las dos líneas de autobús (66 y 137), con idéntico recorrido por el Barrio de Valverde, para que los vecinos puedan acceder al uso de la Red de Cercanías desde la estación de Fuencarral”.

A la par que la empresa municipal obviaba esta demanda, aprobó una mejora del servicio de la línea T-61, facilitando el acceso al Cercanías, “principalmente, a los empleados de una empresa de comunicación situada en Las Tablas“, indica La Unión, para quien “existe un claro desprecio hacia las necesidades del barrio de Fuencarral”.

La estación de tren se encuentra a un kilómetro del barrio de Fuencarral, lo que obliga a sus habitantes a desplazarse a pie por una zona sin urbanizar. La asociación vecinal lleva años reclamando un medio de transporte público que les conecte con la red de Cercanías, “algo que mejoraría mucho la comunicación del barrio con el resto de la ciudad. Para ello, lo más sencillo pasa por modificar uno de los itinerarios citados de la EMT”.

“Desde la asociación no se pierde la esperanza y seguiremos realizando las acciones necesarias para defender los derechos de los vecinos, reclamando una solución inmediata tanto a políticos como a técnicos”, asegura la entidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *