Tras más de diez años de lucha vecinal, la Comunidad desinstalará el campo de golf de Chamberí





La alegría se instaló ayer en las entidades vecinales de Chamberí tras conocer que la Comunidad de Madrid acatará la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que declara “nulo de pleno derecho” el proyecto que permitió construir las instalaciones de golf situadas en los terrenos del Canal de Isabel II de Islas Filipinas. No era para menos. Colectivos como la Asociación Vecinal El Organillo y Parque Sí en Chamberí llevan 13 años peleando con objeto de recuperar la parcela como zona verde para uso público del vecindario.

El portavoz del Gobierno regional, Angel Garrido, anunció ayer que la Comunidad de Madrid procederá a “retirar las instalaciones completas relativas a la práctica del golf”, algo que no hará antes de 2018, fecha en la que finaliza la concesión de la empresa que actualmente gestiona el campo. Lo hacía después de que el Grupo Socialista, a través de Diego Cruz, vecino de Chamberí y secretario durante varios años de El Organillo, planteara en el pleno de la Asamblea de Madrid la necesidad de que el gobierno Autonómico acate la sentencia del TSJM sin recurrirla y abra un diálogo con las asociaciones para “hacer del Tercer Depósito del Canal lo que tanto tiempo llevan reivindicando: zonas deportivas y espacios verdes para disfrute de los vecinos. Allí estábamos ParqueSí y El Organillo para aplaudir la iniciativa”, sostiene esta última entidad en un comunicado que acaba de hacer público. En él, la asociación vecinal repasa una historia de lucha y resistencia que se ha convertido en todo un ejemplo para el movimiento ciudadano.

A continuación reproducimos el comunicado íntegro de El Organillo:

Desde el 14 de abril de 2003 en que los entonces presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón y el alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano colocasen la primera piedra de lo que iba a ser un parque de 118.000 metros cuadrados hasta el 15 de septiembre de 2016 ha mediado una pelea insistente de las asociaciones El Organillo y Parque Sí, para conseguir que se desmonten las instalaciones de golf y el espacio se convierta en zona deportiva y parque. Hemos reivindicado tanto en la calle como en los tribunales.

La previsión era que el parque estuviese abierto al público en 2005. El proyecto no tenía nada que ver con lo que ahora conocemos como Golf Canal. Contemplaba espacios deportivos y espacios verdes. Y también un helipuerto.

Desde El Organillo reclamamos algunas modificaciones al proyecto que, en general nos parecía aceptable, aunque no estábamos de acuerdo con el helipuerto ya que ocupaba una parte importante del terreno y entendíamos que el parque no era un lugar indicado para esa instalación. En aquellos primeros años nuestros principales aliados fueron el PSOE e IU. Y por supuesto los vecinos.

A finales de 2003 Esperanza Aguirre sustituye a Ruiz Gallardón como Presidenta de la CAM y decide modificar el proyecto. La nueva propuesta incluye modificaciones importantes, entre ellas un campo de prácticas de golf. Pero no solicitan una nueva licencia que modifique la concedida en 2003 para el proyecto inicial y el Ayuntamiento, que preside Ruiz Gallardón, ordena parar las obras. Para no tener que acatar la orden de paralización de las obras, la Comunidad de Madrid declara las obras de interés general.

El Organillo interpuso un recurso en contra de esta decisión con el impuso y dirección técnica de nuestro abogado José Antonio Jiménez. En sentencia de 2010, el TSJM declaró que no estaba motivado el interés público para el campo de golf. Esta sentencia fue ratificada en diciembre de 2012 por el Tribunal Supremo.

Para no acatar la sentencia la Comunidad de Madrid elaboró un plan especial al que dio el visto bueno el Ayuntamiento. Para coordinar y aunar esfuerzos por el parque se constituyó la asociación ParqueSí. Además de multitud de actos reivindicativos en 2015 presentaron un recurso al TSJM que ha fallado de nuevo a favor de las demandas vecinales.

Ayer 15 de septiembre de 2016 el Grupo Socialista de la Asamblea de Madrid llevó la voz de las asociaciones y por boca de Diego Cruz, vecino de Chamberí casi toda su vida y secretario durante varios años de nuestra asociación, planteó en la Asamblea la necesidad de que el Gobierno Autonómico acate la sentencia sin recurrirla y abra un dialogo con las asociaciones para hacer del Tercer Depósito del Canal lo que tanto tiempo llevamos reivindicando: zonas deportivas y espacios verdes para disfrute de los vecinos. Allí estábamos ParqueSí y ‘El Organillo’ para aplaudir la iniciativa.

El gobierno de la Comunidad de Madrid, en la persona del vicepresidente Ángel Garrido, ha adquirido ese compromiso. Y se lo agradecemos. Porque si se presenta recurso, aun estando seguros de que la razón está de nuestro lado, nos pondríamos otra vez en manos de la justicia. Y además de incertidumbre supondría retrasar cualquier solución hasta tener una nueva sentencia. Han pasado muchos años, hemos tenido muchas decepciones al ver como desde la CAM se buscaban argucias para no cumplir las sentencias.

Hoy podemos afirmar, como lo hemos hecho tantas veces, que las luchas dan sus frutos. Que nunca hay que rendirse.

Queda camino por recorrer pero nosotros estamos dispuestos a recorrerlo de la mano de nuestros compañeros y amigos de ParqueSí y Corazón Verde, de las instituciones implicadas (Comunidad Autónoma, Ayuntamiento y Canal), de los partidos que nos han apoyado hasta ahora, y de quien quiera sumarse y por supuesto de los vecinos.

Deja un comentario