La Comunidad de Madrid pierde empleo en agosto y aumentan las personas en paro





Con el mes de agosto terminan las contrataciones estacionales y con ello nuevamente crece el paro y se reducen las afiliaciones a la Seguridad.

El paro ha crecido en 3.159 personas (un 0,76%, mientras que la media nacional ha sido del 0,39%) hasta alcanzar la cifra de 421.564M personas desempleadas; se han perdido miles de puestos de trabajo (las afiliaciones a la Seguridad Social ha disminuido en 34.000 con relación al mes anterior) y se han realizado 55.322 contratos menos que en julio.

Así mismo, al ser las mujeres quienes mayor precariedad laboral y peores condiciones de trabajo tienen, el aumento del paro se ha concentrado en ellas (3.017 más), es decir 9 de cada 10 nuevas personas desempleadas son mujeres.

Siendo agosto un mes donde todavía se produce una mayor actividad estacional y a pesar de las declaraciones del Gobierno regional sobre la buena marcha de la economía, el sector que más se ha visto afectado por la subida del paro ha sido los servicios con 4.288 desempleados, mientras que disminuye en el resto.

Para la secretaria de Empleo de CCOO de Madrid, Mari Cruz Elvira, “agosto vuelve a ser un mal mes para el empleo en la Comunidad de Madrid. Los datos del paro registrado, las contrataciones y afiliaciones a la Seguridad Social así lo han confirmado, con unos resultados incluso peores que la media del Estado”.

“Aunque comparado con años anteriores haya menos personas en paro y más afiliaciones a la Seguridad Social, esto no es signo de recuperación económica y mejora de la calidad del empleo, ya que los empleos son mas precarios que hace un año, de menor duración (el 46% son por menos de 15 días) y el 42% a tiempo parcial. Es decir, un mismo puesto de trabajo es ocupado por varios trabajadores. De los 50.303 contratos registrados este mes, solo 21.392 (14,2%) han sido indefinidos, frente a los 128.911 temporales”, explican desde CCOO de Madrid.

Para Elvira, estos datos “muestran los efectos de las Reformas Laborales, que no solo han traído mayor precariedad laboral, desigualdad y pobreza (con los datos de la EPA, el paro de larga duración alcanza al 60% del total y el 43% llevan más de dos años en paro; a lo que hay que añadir que 235.000 personas registradas en las oficinas de empleo este mes -53%- no tienen ningún tipo de prestación por desempleo y la cobertura al desempleo es de peor calidad), sino que también las malas condiciones laborales están produciendo un alarmante aumento de la siniestralidad en el trabajo”.

“Es por tanto urgente la derogación de las Reformas Laborales que tan nefastos efectos están produciendo en los trabajadores, además de la puesta en marcha de una política económica regional que genere verdadero crecimiento y empleo de calidad, acompañada de medidas que incrementen la protección social”, concluye Elvira.

Deja un comentario