El PSOE propone al Comisionado de la Memoria que se incluyan “más mujeres ilustres” en la modificación del callejero de Madrid





La concejala del Grupo Municipal Socialista, Mar Espinar, ha aplaudido el trabajo del Comisionado de la Memoria Histórica y también la justificación de que cada cambio en el callejero venga determinada por un “profundo estudio histórico”. Sin embargo, la edil socialista echa de menos la presencia de “más mujeres ilustres” en las nuevas denominaciones de las vías madrileñas, por lo que ha pedido al Comisionado que tenga en cuenta la perspectiva de género e incluya más mujeres en los cambios del callejero.

“Hoy estamos ante otro paso de gigante para que se corrija definitivamente todo aquello que afectaba y menospreciaba a las víctimas y que seguía necesitando del impulso de nuestra administración para su ejecución y por ello aplaudimos el trabajo del Comisionado”, ha explicado Espinar, partidaria de incluir “más mujeres en los cambios que se van a ejecutar”.

“Nos parece insuficiente el número de mujeres ilustres que aparecen y esperamos que nuestro Ayuntamiento, ya sea a través de las Juntas Municipales o de la Junta de Gobierno, haga todo lo posible para corregir este efecto. Recuerde, señor Valiente, que ya aprobamos que se atendería a la perspectiva de género para realizar las modificaciones pertinentes”, ha señalado.

Por otro lado, Espinar también ha hecho constar la descoordinación entre los trabajos y propuestas del Comisionado y los cambios de nombres de calles ya aprobados por las Juntas de Distrito en este mandato.

No siempre coinciden.
El caso concreto de Batalla de Belchite es un ejemplo. “En la Junta de Hortaleza ya se acordó, hace meses, que pasaría a llamarse Juana Doña, mujer luchadora y feminista que creemos merece ese espacio”. Algo similar sucede con la calle Hermanos García Noblejas, que por acuerdo de la Junta de Distrito pasaría a denominarse Soledad Cazorla.

“El más complejo es el caso de Arturo Barea” –ha relatado la concejala- “la Junta de Distrito de Centro ya trabaja, tras consenso de los cuatro grupos políticos, en buscar un emplazamiento en forma de plaza dentro de la zona de Lavapiés. Los promotores de esta calle decidieron ese espacio al ser la ubicación más cercana a su lugar de nacimiento, y ser una parte importante de los hechos que se relatan en La Forja de un Rebelde, su obra maestra y principal legado a los madrileños. Creemos que debe respetarse esta decisión y que, en todo caso, debe el Comisionado reunirse con los interesados y justificar el otro emplazamiento. Además, y para que conste, no sólo se pretende poner una plaza con su nombre, si no que se intenta colocar una placa en las inmediaciones de las Escuelas Pías”, ha especificado.

“Insistimos en que debemos de incorporar más mujeres ilustres a nuestro callejero definitivo. Queda tiempo para ello, y seguro que entre todos podemos corregir esta situación. Hoy se da otro paso para convertir a nuestra ciudad en un lugar más justo”, ha finalizado la concejala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *