Barbero entrega los despachos a los alumnos de la 47 promoción de Policía Municipal





Entre septiembre y diciembre, los nuevos agentes de la Policía Municipal habrán de realizar prácticas y completar su formación con temas específicos de Madrid.

Los 164 agentes de la 47ª promoción de la Policía Municipal de Madrid han recibido hoy su última lección en la Academia del Cuerpo Nacional de Policía de Ávila y, a continuación, los despachos que acreditan los estudios que han realizado en ella. Durante el otoño complementarán su formación en el CIFSE, realizarán prácticas en las Unidades Integrales de Distrito y visitas a las Unidades de especialización.

Los nuevos agentes, 141 hombres y 24 mujeres, se presentaron a la convocatoria de plazas para el Cuerpo, que se hizo pública en mayo de 2014.  Tras aprobar la oposición y pasar el reconocimiento médico, proceso que culminó en 2015, los alumnos iniciaron su periodo de formación en la Escuela de Ávila, donde también estudian los nuevos miembros de otras fuerzas de seguridad locales.

Los alumnos han permanecido en la Academia, en la que ingresaron el 26 de enero de 2016, en régimen de internado de lunes a viernes. Durante el fin de semana han realizado servicios de vigilancia interna, pues los agentes locales tienen que ajustarse a los derechos y obligaciones que fija el régimen interno del Cuerpo Nacional de Policía para los alumnos de la Academia.

Tras recibir los despachos en el curso de un acto que ha contado con la presencia del Delegado del Área de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, así como mandos y compañeros, los nuevos policías municipales tendrán ahora que complementar sus estudios en Madrid y realizar prácticas.

Del 1 de septiembre al 14 de octubre recibirán formación teórica y específica de la normativa municipal y de la estructura del Cuerpo en el CIFSE (Centro Integral de Formación de Seguridad y Emergencias).  Del 17 de octubre al 2 de diciembre realizarán prácticas en las Unidades Integrales de Distrito y visitas a las Unidades de especialización.

photo660012873282594744_1024

Las prácticas se distribuyen en tres grupos: el primero en Unidades Integrales de mayor complejidad como son Centro Norte, Centro Sur y Puente de Vallecas. Otro grupo irá a la almendra central, que incluye Chamartín, Arganzuela y Chamberí, como modelo de Unidades con peculiaridades que supone la celebración de partidos de fútbol o actividades de ocio. El tercer grupo corresponde a Unidades de peculiaridad múltiple y variada tanto desde el punto de vista policial como social: Salamanca, Ciudad Lineal y Carabanchel.

Las prácticas se realizan en grupos de nueve alumnos por Unidad y turno (mañana y tarde), de tal forma que una semana estarían de mañana y otra de tarde en la misma Unidad; las siguientes dos semanas cambian de Unidad, con el mismo criterio.

Plantilla de Policía Municipal

La evolución ascendente de la plantilla desde 2002, cuando había un total de 5769 agentes, hasta 2012, con un número de 6488, cambió de tendencia en 2013. Ese año descendió a los 6349 efectivos, y en 2014 hasta los 6255. En diciembre de 2015 el número de agentes era de 6109.

La disminución se debe a que los agentes jubilados no han sido sustituidos  porque desde hacía cinco años no se producían incorporaciones. Las nuevas plazas servirán para reforzar las UIDs de los distritos, que son las más afectadas por la pérdida de efectivos, y para la implementación de policía comunitaria como queda recogido en el plan director de Policía Municipal de Madrid.

El delegado del Área de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha manifestado que “el modelo de ciudad y de seguridad de Madrid quiere ser profundamente inclusivo de la sociedad plural y diversa que la habita” y ha reiterado la voluntad del equipo de gobierno de que el personal de “Policía Municipal de Madrid sea incorporado sobre la base de sus competencias, adaptadas a los objetivos del Cuerpo. Debe ser capaz de demostrar discernimiento, apertura de mente, madurez, un sentido de la justicia, capacidad para comunicar y, llegado el caso, aptitudes para dirigir y organizar. Debe además tener una buena comprensión de los problemas sociales, culturales y comunitarios”

Deja un comentario