El PSOE califica de “ridículos” los 16 millones de euros destinados al Plan de Rehabilitación de más de 411.000 viviendas de Madrid





La portavoz socialista en la Comisión de Desarrollo Urbano Sostenible, Mercedes González, ha subrayado “el despropósito” que supone “haber celebrado asambleas en múltiples barrios y distritos anunciando ayudas municipales a la rehabilitación y que ahora nos topemos con la cruda realidad: sólo hay 16 millones de euros, cantidad claramente insuficiente para los objetivos propuestos en las 112 áreas preferentes a las que se dirigen”.

Durante su intervención en la comisión mensual del ramo, la concejala socialista ha recalcado que el Grupo Socialista apoya este plan, que ha calificado como “la mayor apuesta del Ayuntamiento en un pilar básico del urbanismo: la rehabilitación” pero también ha incidido en que la cifra que se va a destinar en los próximos años no son los 30 millones de euros anunciados por el delegado Calvo, sino 16 millones repartidos en tres años: 8 millones este año, 6 en 2017 y 2 en 2018.

“Son dotaciones presupuestarias absolutamente ridículas para las 112 áreas preferentes a las que se dirige”, ha considerado González, antes de calcular que si se cumple la totalidad de los objetivos previstos en el plan -411.000 pisos- cada vivienda podría acceder a 39 euros de subvención, si se alcanzase la mitad de las viviendas a las que van dirigidas las ayudas la cuantía ascendería a 78 euros y si sólo si se llegara al 1% de los objetivos marcados cada beneficiario podría obtener una ayuda de 4.000 euros.

Las cifras de apoyo resultan ridículas si se tiene en cuenta por ejemplo que, según el decreto, el Ayuntamiento de Madrid subvencionará el 70% de las obras de accesibilidad hasta un máximo de 10.000 euros por piso, el 50% en obras de conservación hasta un máximo de 6.000 euros y el 60% de las obras necesarias para conseguir eficiencia energética, hasta un máximo de 8.000 euros por piso.
“Esto supone –ha explicado la concejala- que las dotaciones presupuestarias son absolutamente ridículas con respecto a las 112 áreas a las que se dirigen”.

Después de siete años de desierto en las políticas de rehabilitación, los madrileños están defraudados y tienen motivos, por ejemplo los diez mil que siguen esperando a recibir las ayudas del Gobierno regional.
“Entienda nuestro apoyo y también nuestro miedo –ha detallado la portavoz socialista, dirigiéndose al delegado Calvo- y por ello le pido que pongan en marcha los instrumentos reales que la rehabilitación necesita. Cualquier error puede volver a sumir la rehabilitación en un pozo sin fondo y eso sería imperdonable”, ha terminado.

Deja un comentario