Ganemos Madrid exige a Carmena que rectifique su “error” y no derribe el TPA de Chamberí




Ganemos Madrid, plataforma integrada en el partido Ahora Madrid, ha emitido un comunicado en el que exige al Gobierno de Manuela Carmena que se comprometa a buscar vías para rectificar “el error que nunca debió cometerse en noviembre con la aprobación del Plan Parcial”, por el cual se pretende derribar el Taller de Precisión de Artillería (TPA), uno de los edificios más antiguos de Chamberí.

Según defienden en el comunicado, la operación prevista para el TPA “es el paradigma de la especulación urbanística, por cuanto contiene todos los ingredientes de lo que conocemos como un pelotazo (especulación, venta de suelo público, destrucción del patrimonio histórico y natural, forzando siempre la legalidad). Este problema estalla ahora en toda su crudeza. El anterior consistorio dejó aprobado inicialmente el proyecto en abril, haciendo coincidir el periodo de alegaciones con la campaña electoral y cambio de gobierno municipal. En el pasado mes de noviembre, el actual Ayuntamiento aprobó definitivamente el Plan Parcial a pesar la fuerte oposición ciudadana, con el voto discrepante de 6 concejales vinculados a Ganemos Madrid”.

El taller de Precisión de Artillería es uno de los edificios más antiguos de Chamberí, y uno de los polos en torno a los cuales creció el barrio de Chamberí. Fundado en 1898, su cometido era coordinar la producción de material de guerra por parte de las diferentes industrias de guerra existentes en España, y cuya descoordinación se había puesto dramáticamente de manifiesto en la Guerra de Cuba de 1898. El TPA se diseñó como un conjunto de pabellones de estilo neomudéjar, organizado en torno a un jardín con árboles hoy centenarios, y fue uno de los edificios pioneros en España en el empleo de estructuras de hormigón armado de sistema Hennebique. En los años 20 y 40 experimentó sucesivas ampliaciones hasta completar el conjunto que hoy conocemos. En su entorno se fueron construyendo diferentes edificios de vivienda para alojar a los oficiales y trabajadores del Taller, elementos que hoy día dan su carácter al barrio de Ríos Rosas.

El valor patrimonial del Taller de Precisión es evidente para cualquier paseante que conozca el jardín que asoma a la calle Raimundo Fernández Villaverde. En efecto, el Taller de Precisión de Artillería figuraba catalogado en el Precatálogo de 1977, con Nivel de Protección Ambiental, en el Plan Especial de Protección y Conservación de Edificios y Conjuntos de Interés Histórico-Artístico de la Villa de Madrid de 1980, se aumentó a Nivel de Protección Estructural, y en el Catálogo de Edificios Protegidos del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid de 1985, se mantuvo de nuevo con Nivel de Protección Estructural. En el Catálogo de Elementos Protegidos del Plan General de 1997 se modificó, sin embargo, su nivel de catalogación a “Remitido”, lo que significa que su nivel de protección definitivo habría de concretarse, de forma expresa, durante la redacción del Plan Parcial que debía desarrollarse en ámbito.

La operación tenía dos grandes obstáculos legales para poder llevarse a efecto. En primer lugar, su condición de edificio catalogado. En segundo lugar, la propia Ley del Suelo, que imponía unas cesiones mínimas de suelo para uso público (30 m2 por cada 100 m2 de edificabilidad lucrativa) que impedían aprovechar la totalidad de la posible edificabilidad de la parcela. Por esta razón, el 23 de diciembre de 2013 se aprobó una modificación de la Ley del Suelo, que podemos considerar ad hoc, que permitía “monetizar” el suelo de cesión, entregando no ya el propio suelo sino su equivalente en dinero, dando así la posibilidad de exprimir hasta el último metro cuadrado de suelo construible .

Según Ganemos Madrid, “en la tramitación del Plan Parcial se obvió en todo momento su nivel de protección, pese a las diversas advertencias al respecto, a fin de dar vía libre a la operación urbanística prevista en el área, aprobando finalmente este nuevo planeamiento como si no tuvieran catalogación alguna. Sin embargo, no se han justificado suficientemente las ventajas que reporta a la ciudad de Madrid y más en particular al barrio de Chamberí, una operación urbanística como esta a pesar del rechazo que desde un principio ha suscitado entre los vecinos y de la agresión al patrimonio histórico, arquitectónico y ambiental que significa”.

El pasado viernes, “el Ayuntamiento ha dado un paso más para permitir la desaparición del TPA, al dar el visto bueno en la Comisión de Protección del Patrimonio Histórico, Artístico y Natural (CPPHAN) al expediente por el que se tramita la licencia para su derribo. Las prisas por tramitar esta licencia de demolición nos hacen temer un posible derribo aprovechando el periodo vacacional para pasar más desapercibido y evitar la oposición social, un modus operandi de gobiernos anteriores que debería desterrarse para siempre”, argumentan desde Ganemos Madrid.

Para la plataforma “aún no está todo perdido. El dictamen de la CPPHAN no es vinculante. Además, hay que recordar que es necesaria la firma de un convenio de gestión para desarrollar urbanísticamente el ámbito, que definirá la reparcelación del mismo y la localización de los suelos de cesión. Sin la firma de ese convenio de gestión, es legalmente dudoso que se pueda conceder una licencia de demolición. Además, existen diversos recursos judiciales interpuestos por la sociedad civil contra el Plan Parcial, que podrían prosperar”.

Un comentario sobre “Ganemos Madrid exige a Carmena que rectifique su “error” y no derribe el TPA de Chamberí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *