Jesús Muñoz: “Las áreas protegidas deben partir de inventarios actualizados y completos de la biodiversidad”




La declaración de la gran mayoría de áreas protegidas existentes en el mundo se basa tradicionalmente en criterios de oportunidad y belleza paisajística, sin tener en cuenta objetivos de representatividad y eficiencia de la protección de la biodiversidad, que son los objetivos que en la actualidad se imponen como únicos criterios válidos. Para que las áreas protegidas cumplan su función de conservación, deben partir de inventarios actualizados y completos de la biodiversidad, que permitan medir cuál es la participación de cada unidad de planeamiento y así alcanzar los objetivos finales de conservación.

“El problema es que casi ningún área geográfica cuenta con inventarios exhaustivos, que pueden sustituirse por modelos de distribución de especies robustos”, señala Jesús Muñoz, director del Real Jardín Botánico-CSIC y autor de la conferencia Identificación de áreas protegidas para la conservación. Uso de planificación sistemática de conservación y modelos de distribución de especies, con la que se cierra el curso de postgrado del CSIC “El estudio de la biodiversidad vegetal y fúngica”, que se ha venido celebrando en el Jardín Botánico de Madrid desde el pasado mes de diciembre.

A juicio del Dr. Muñoz, “los objetivos de conservación establecidos para cada especie en función de sus características permiten priorizar su inclusión o no en un sistema de reservas utilizando algoritmos de selección que penalicen el que no se alcancen los objetivos propuestos a priori”.

Consenso social en la toma de decisiones

Y añade el director del Real Jardín Botánico que, en el establecimiento de dichos objetivos “pueden, y deben, estar implicados todos los tomadores de decisiones, de forma que el sistema resultante cuente con un consenso social. Además de cumplir con los objetivos de conservación de cada especie, las posibles soluciones deben tener en cuenta la conectividad entre áreas y su vulnerabilidad, de forma que se garantice el mantenimiento de la diversidad y la funcionalidad de los ecosistemas”.

La conferencia tendrá lugar desde las 18:00 horas en el Salón de Actos del Real Jardín Botánico, con entrada libre y acceso por la calle Claudio Moyano, 1. Con la misma se pone el punto y final al ciclo de conferencias y también a su segunda modalidad, el curso de postgrado, para la treintena de alumnos que lo han realizado desde diciembre de 2015 y que ahora, a su término, obtendrán un diploma acreditativo del CSIC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *