Juan Rubio, diputado de Ciudadanos (C’s) en la Asamblea de Madrid, se interesa por la situación de los Poblados A y B





En un comunicado emitido, la formación naranja denuncia que “los Poblados A y B llevan más de 30 años esperando que los gobiernos de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento se pongan de acuerdo en tratar de resolver los distintos problemas que acechan a un barrio que se ha visto abandonado mientras que sus vecinos siguen esperando que los órganos competentes finalicen este proyecto urbanístico que se iniciara en 1986”.

La problemática surge en la negativa por parte del Ayuntamiento de Madrid a aceptar los Poblados A y B y considerarlos como barrios, no haciéndose cargo de los servicios necesarios ni del mantenimiento de las parcelas abandonadas, basándose en que los solares siguen siendo titularidad del IVIMA mientras que persista el proyecto urbanístico, pese a que este órgano ha abandonado visiblemente el mismo y está en plena restructuración. En este contexto, la Asociación de Vecinos La Unión de Fuencarral lleva años denunciando que los Poblados A y B se han convertido en un conjunto de casas nuevas salpicadas de parcelas vacías que son pasto de la suciedad y del abandono y sin espacios de encuentro ni equipamientos.

Hasta allí se desplazó el pasado martes 24 de mayo Juan Rubio Ruiz, diputado de Ciudadanos (C’s) en la Asamblea de Madrid, quien recorrió los Poblados A y B junto con los Vocales Vecinos de Ciudadanos (C’s) en la Junta de Distrito y varios miembros de la AV La Unión para interesarse por la situación de ambos poblados y conocer la precaria situación de sus vecinos de primera mano. Esta visita ya se anunció al resto de grupos políticos durante el pleno de mayo de la Junta de Distrito cuando los Vocales Vecinos de Ciudadanos (C’s) instaron al Consistorio a “pisar el acelerador” a la hora de dar una solución a los más de 1.800 vecinos que se ven afectados por este dilatado y abandonado proyecto urbanístico.

De esta forma, Ciudadanos (C’s), tanto a nivel municipal como autonómico, ha puesto todos sus recursos a la disposición de los vecinos y ha llamado en varias ocasiones a los órganos competentes tanto del Ayuntamiento como de la Comunidad de Madrid a coordinar sus actuaciones de cara a poner fin “cuanto antes” a la remodelación de los Poblados A y B y a dar a los vecinos las soluciones necesarias para que puedan recibir las dotaciones y servicios que, como barrio de Madrid y como ciudadanos madrileños, les corresponden.

Deja un comentario