Pérez Boga (PSOE) pide al Ayuntamiento mejoras en la notificación de las multas de tráfico y más personal para su gestión




El portavoz del PSOE en el Comisión de Economía y Hacienda ha citado un informe de Automovilistas Europeos Asociados que revela que sólo se recauda el 35% de las multas de tráfico en Madrid, un porcentaje que con alguna oscilación se mantiene desde 2011 a 2015

El portavoz socialista en la Comisión de Economía y Hacienda, Ransés Pérez Boga, ha pedido al Ayuntamiento de Madrid que mejore el sistema de notificación de multas de tráfico impuestas en la capital y que dedique más personal a su gestión.

La petición se debe a un informe de Automovilistas Europeos Asociados, que ha esgrimido el edil durante la comisión mensual del ramo, que sostiene que Madrid únicamente cobra el 35% de las multas impuestas y que este porcentaje se mantiene casi idéntico desde 2011 hasta el último año revisado, que es el 2015.

Pérez Boga ha explicado que la Policía Municipal de Madrid, los Agentes de Movilidad y los controladores del SER y del SACE interpusieron el año pasado un total de 2.099.475 denuncias de tráfico en la capital por un valor económico de 206.714.400 euros, una cantidad de denuncias que le conducen a pensar que “las multas de tráfico en Madrid no están cumpliendo la finalidad correctora de las conductas infractoras”.

El edil también ha indicado que existen sistemas de captación de infracciones de semáforo que están dando muchos fallos, como ha sucedido con el sistema conocido como “foto-rojo”, que registró 21.749 denuncias el año pasado sancionadas cada una con multa de 200 euros y pérdida de cuatro puntos.

Según el informe de la asociación, el importe medio de la multa en 2015 fue de 98 euros, “una cuantía que no debería dar problemas para ser cobrada y que nos hace preguntarnos cuáles son los problemas del Ayuntamiento para gestionarlas”, ha especificado.

Finalmente, Pérez Boga ha señalado que en los últimos cinco años se ha producido en Madrid un descenso del 40% en el número de denuncias (de 3.641.580 en 2011 a 2.099.475 el pasado año).

“ Nos agrada, porque el fin de la multa no es cobrar, sino cambiar hábitos incívicos, pero si cada vez se multa menos y se cobra poco, no se cumplirá la mejora de la conducta de los automovilistas poco solidarios”, ha alertado. “No queremos que multen más sino que cobren las multas para evitar que se produzcan situaciones en las que unos pagan y otros no”, ha terminado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *