La Comunidad de Madrid invierte 13 millones para instalar la catenaria rígida en la Linea 1 de Metro




La inversión forma parte de las obras de mejora entre las estaciones de Plaza de Castilla y Sierra de Guadalupe

La Comunidad de Madrid invertirá más de 13 millones de euros en el proyecto de consolidación de túnel e instalación de la catenaria rígida de la Línea 1 del Metro, entre las estaciones de Plaza de Castilla y Sierra de Guadalupe, a excepción de la interestación Bilbao-Tribunal, que ya fue renovada en el año 2013.

Estos trabajos, cuya propuesta de adjudicación ha sido conocida hoy por el Consejo de Gobierno, forman parte de la primera fase de las actuaciones de mejora que se van a llevar a cabo en la línea 1 de Metro durante 133 días y que obligarán a cortar la línea entre las estaciones de Sierra de Guadalupe y Plaza de Castilla (quedando estas dos en servicio) desde el próximo 18 de junio.

Las obras de esta primera fase, que cuentan con una inversión de 37 millones de euros, consisten en la impermeabilización y consolidación del túnel en el tramo Cuatro Caminos-Portazgo, uno de los tramos más antiguos de toda la red de Metro (inaugurado el 17 de octubre de 1919), que será reforzado mediante inyecciones de cemento y proyecciones especiales de hormigón, así como la sustitución de la catenaria tranviaria convencional por catenaria rígida, en el tramo indicado anteriormente. Esta intervención aumentará la calidad del servicio que presta Metro y dotará a la línea de mayor fiabilidad y disponibilidad.

La instalación de la catenaria rígida requiere de unas labores de ingeniería y de montaje muy complejas, para adecuar las soluciones comerciales del siglo XXI a las particularidades de un túnel construido a principios del siglo XX.

Mayor fiabilidad en la nueva catenaria

La catenaria tranviaria, elemento a sustituir, es el sistema que alimenta a los trenes de energía eléctrica necesaria para circular. La catenaria convencional consiste en un hilo de contacto suspendido en apoyos consecutivos sobre la vía férrea. El tren toma de ahí su energía.

La catenaria rígida, es un sistema patentado por Metro de Madrid que se distingue de otros en que el elemento que transmite la corriente eléctrica no es un cable, sino un carril rígido. Para poder mantener este carril rígido paralelo a la vía es necesario aumentar el número de apoyos sobre los que hay que suspenderlo y esto comporta una compleja actuación.

La catenaria rígida aportará a la línea mayor fiabilidad, mayor disponibilidad y una reducción considerable en el coste de mantenimiento, siendo más fácil de reparar. Con la instalación de la catenaria en las líneas 1 y 6, las dos más utilizadas de toda la red de Metro, estas contarán con el más moderno y fiable sistema de captación de energía para los trenes.

Los trabajos en línea 1 tendrán una duración total de 133 días. Las obras de consolidación de túnel, dirigidas a la mejora de la línea, se realizarán simultáneamente en los 14 tramos afectados, cuyo ritmo de trabajo será de siete días a la semana durante las 24 horas del día.

En ellos se realizarán también actuaciones simultáneas en las distintas instalaciones de túnel, asociados a la consolidación. Por otro lado, la renovación de catenaria tendrá lugar en 23 tramos entre estaciones (incluyendo las estaciones asociadas), ejecutándose también trabajos simultáneos en este ámbito.

Todo ello requiere una eficaz y compleja gestión y coordinación en las actuaciones llevadas a cabo, con el objetivo de causarla menor molestia posible a los usuarios, principal objetivo de Metro de Madrid.

Deja un comentario