Denuncian que 219 familias se quedan sin colegio para sus hijos en Villa de Vallecas




Con las listas provisionales ya publicadas, la situación educativa en Villa de Vallecas resulta insostenible y de manera especial en el Ensanche de Vallecas: 219 niños se han quedado sin plaza en el centro que han elegido como primera opción, a pesar de que la Consejería de Educación insiste en que la libre elección de centro está garantizada. Lo más grave es que aun completando las plazas que han quedado vacantes en los colegios del distrito, 110 niños no tendrían plaza en el barrio.

La Consejería de Educación no puede seguir colapsando los colegios del barrio como lleva haciendo estos últimos años y aumentando las ratios hasta 28 niños por clase. La solución debe ser la creación de un nuevo colegio público para el próximo curso escolar que acoja la demanda del distrito, y de manera especial la de las familias que viven en el Ensanche de Vallecas” señala Rosa María Pérez, presidenta de la Asociación Vecinal del PAU del Ensanche de Vallecas.

¿Por qué no puedo tener plaza en el colegio que está al lado de mi casa? No hay derecho a que nos traten así. La única alternativa no puede ser que mi hijo de 3 años termine en un colegio a casi media hora de casa en transporte público en el mejor de los casos” comenta indignada Raquel Hernández, una de las madres cuyo hijo se ha quedado sin plaza.

El pasado 20 de marzo se entregaron 11.836 firmas en la Consejería de Educación que reclaman la construcción de un nuevo colegio público en el Ensanche de Vallecas y rechazan la masificación del colegio José de Echegaray, pero “las autoridades educativas siguen dando la espalda a las cifras insistiendo en que no hay demanda suficiente”, indica Rosa María Pérez.

La Consejería lleva años poniendo parches. Ante la elevada demanda nos han impuesto una clase más de 3 años para el próximo curso, en un colegio preparado para admitir a 50 niños por año, no 75”, señala Montserrat Montero, del AMPA del colegio Juan Gris. No es el único caso: el año pasado los perjudicados fueron el CEIP José de Echegaray, que acogió a 75 niños más de los que puede albergar el centro y el CEIP Quijote, con 25 alumnos más de los previstos. La situación tampoco es mejor en el CEIP Agustín Rodríguez Sahagún, el segundo centro más demandado del barrio, donde llevan seis años sin biblioteca y sin aula de música e informática.

Deja un comentario