Inicio Comunidad El Colegio de Médicos de Madrid pone en marcha un dispositivo de emergencia sanitaria de ayuda a Ucrania

El Colegio de Médicos de Madrid pone en marcha un dispositivo de emergencia sanitaria de ayuda a Ucrania

Gacetín Madrid

El Colegio de Médicos de Madrid ha celebrado esta mañana de viernes, 11 de marzo, un acto para apoyar el dispositivo de emergencia sanitaria de ayuda a Ucrania. Un encuentro que ha servido para establecer el tipo de asistencia que se ofrecerá a los refugiados que están próximos a la zona del conflicto bélico, así como para los que lleguen hasta Madrid.

Máximos responsables de organismos e instituciones del ámbito de la salud madrileña han acudido a la llamada del ICOMEM para conocer cómo pueden colaborar en esta iniciativa. Han asistido el Dr. D. Enrique Ruíz Escudero, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, D. Luis González Diez, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, Dña. Mar Rocha, adjunta de presidencia del Colegio de Enfermería, Dr. D. José Antonio Valero, vocal de Cooperación Internacional, Dña. Luciana Nchifor, presidenta de CEEM, D. Ángel Huelamo, de Farmacéuticos Sin Fronteras, Dña. Aurora Araújo Narváez, decana del Colegio del Fisioterapeutas, D. Pedro Villalta García, decano del Colegio de Podólogos, Dña. Marisol Ucha, directora de la Fundación del Colegio de Odontólogos.

La Asociación de Medicina del Trabajo (AEEMT) y la Fundación Deloitte han presentado propuestas, que han trasladado al consejero de Sanidad, como la creación de un centro en la sede del ICOMEM para hacer un triaje sobre las necesidades sanitarias y de vacunación a los refugiados. “Gracias a esta iniciativa se lograría descargar al sistema de salud público del triaje previo y contribuir a igualar las tasas de vacunación de los ciudadanos ucranianos con la de los españoles”, ha manifestado el Dr. Javier Sanz, director de Medicina del Trabajo de Deloitte. En este mismo sentido, el Dr. Palma, se ha dirigido a los médicos voluntarios españoles y ucranianos y les ha pedido su colaboración en lo que se convertiría en un área de atención multidisciplinar para los asilados en las dependencias colegiales.

Por otra parte, el Dr. Roberto Medina, director médico de la plataforma de telemedicina, Docline dona sus servicios para ayudar a los 56 médicos ucranianos para realizar las consultas médicas desde España a todos los nuevos asilados en las distintas zonas de España, así como en la zona de conflicto y sus fronteras. Y, por último, el Dr. José Antonio Valero, vocal de Cooperación del ICOMEM ha anunciado que el ICOMEM destinará una partida extraordinaria de 20.000 euros para las necesidades más urgentes.

Instituciones sanitarias, Consejería e ICOMEM unidos

El Dr. Manuel Martínez-Sellés, presidente del ICOMEM ha agradecido la disposición de los colegiados que han querido sumarse como voluntarios a este dispositivo y a todas las instituciones que han se están implicando.” No podemos permanecer indiferentes -ni como personas ni como médicos- ante las sucesivas violaciones de derechos humanos que hemos presenciado en Ucrania desde la invasión del 24 de febrero”, ha manifestado.

En su intervención el Dr. Martínez-Sellés hizo un llamamiento para a todos los médicos que quieran ayudar en este difícil momento. “Nuestra ayuda tendrá dos vertientes. La primer apoyar el acceso a la salud de los refugiados, incluyendo vacunación, servicios médicos y apoyo psicológico. La segunda en la provisión de equipamiento médico, de medicamentos y de acciones de voluntariado en Ucrania o en sus países vecinos, donde se encuentran la mayoría de los refugiados”.

El Dr. Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha lamentado que, a la pena que supone para la región cada 11-M, este año se sume la tristeza provocada por la guerra contra Ucrania. Un conflicto que ha definido como “terrible, injusto y doloroso”.

 Ha destacado la enorme solidaridad de los madrileños, de los que ha afirmado sentirse “orgulloso”. Solidaridad que se ha dado también en el sector sanitario. “Es un completo honor estar al frente de un sistema regional que día a día ofrece su colaboración, su conocimiento y sus medios para ayudar a los demás”, ha dicho.

Tras detallar los recursos que la Comunidad de Madrid ha puesto a disposición de los refugiados, ha asegurado que esta labor se va a complementar con la “inmensa solidaridad del Colegio de Médicos de Madrid”, y su dispositivo de emergencia. Una vez más, ha señalado, se demuestra que esta entidad “es una gran aliada para la región, porque siempre ha estado a nuestro lado cuando así lo hemos necesitado”.

El Dr. Tomás Cobos, presidente de la OMC, ha felicitado al ICOMEM por esta iniciativa y se ha referido a la solidaridad tanto de la institución que representa como a la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS) y la Asamblea Médica Mundial en esta crisis humanitaria para la que ya están destinando ayuda.

Los miembros del Comité de Profesionalismo del ICOMEM a través de un comunicado que ha leído, la Dra. Celia Guevara, se han unido a los miles de entidades y profesionales de la ciencia, intelectuales y del mundo de la cultura que rechazan este conflicto armado y se han sumado a esta iniciativa solidaria a través de un comunicado en el califican de “violación flagrante e injusta” la invasión

 Llamadas de auxilio

 La parte central del acto ha estado protagonizada por los médicos colegiados ucranianos que han agradecido el gesto de apoyo a su pueblo y han realizado una llamada de auxilio. La Dra. Zoryana Nikolaychuk ha explicado que sus colegas en Ucrania carecen de medios para ofrecer la adecuada atención médica a la población civil y a las milicias que combaten en el frente.  Un testimonio parecido al ofrecido por la enfermera Natalia Trachuk, “Los ucranianos llevan más de 2 semanas aglomerados e los improvisados búnkeres, que no son sino los sótanos de las viviendas y las estaciones del metro. Llevan días viviendo en condiciones infrahumanas, sin comida, sin higiene, bebiendo agua insalubre y en la más absoluta precariedad sanitaria”, ha dicho.

El Dra. Sofia Gunko, médico de Cruz Roja ha descrito el estado en el que han quedado muchas de las infraestructuras hospitalarias de su país. La mayoría han sido destruidas y las que aún quedan en pie están infradotadas de medicinas y material quirúrgico. “En estos momentos son ya 81 los hospitales bombardeados, 5 médicos fallecidos y 10 gravemente heridos. Necesitamos que otros colegas nos ayuden”

La Dra. Olena Mikhova, se ha referido al insuficiente número de facultativos que atienden a los heridos y a los pacientes con patologías previas. “tengo que haceros la petición hoy que me traslada un médico de Odesa que trabaja en un hospital infantil, me dice que necesita ayuda urgente para poder sobrevivir y atender a todos los heridos. El problema es la logística, no podemos acceder a bases centrales donde están bombardeando. Necesitamos un vehículo para llegar allí y llevar y repartir el material que solicitan”.

 Desde que el ICOMEM lanzó esta iniciativa y dispuso de un correo electrónico para que los colegiados se unieran, sosucrania@icomem.es, han llegado más de medio centenar de ofrecimientos de médicos colegiados para ayudar aquí y en la zona de conflicto. Entre ellos hay propuestas de colaboración de cirujanos dispuestos a marcharse a la frontera de Polonia y Rumania con Ucrania, médicos que se ofrecen como intérpretes, médicos intensivistas, cardiólogos, etc. Un éxito de convocatoria a la que cada día se van sumando más colegiados a instituciones.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web y nuestra Política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Más información

Política de cookies